Comienza en Cuba campaña tabacalera

La Campaña Tabacalera en Cuba, que inicia en todas las provincias del país este 10 de octubre, tiene como unidades de apoyo a los talleres de despalillo. La provincia de Las Tunas inauguró, recientemente, una de estas instalaciones.

Se trata de un proceso artesanal que exige mucha dedicación. Suelen ser intensas las jornadas en el nuevo taller, de la Unidad Empresarial de Base (UEB) de Aseguramiento y Servicio al Tabaco, en este territorio oriental.

“Es un proceso lento, bonito, pero de mucho esfuerzo y difícil para los que nunca lo han visto y empiezan nuevos; pero es algo que nos gusta”, comentó con humildad Narcisa Yadira Rodríguez Hechavarría, despalilladora de tabaco.

Es este el tercero de su tipo en la provincia; entre todos, el más moderno. Cambios estructurales han permitido mejorar el flujo tecnológico, en lo que antes tenían como sede laboral una antigua nave de cartón.

“Disponemos ahora de un local amplio, con todas las condiciones, con sus pesadores, los vapores, lo que teníamos eran unos vapores viejos y deteriorados; ahora tenemos unos vapores nuevos. Tenemos sillas nuevas, tenemos neveras dentro del salón, ¡todas las condiciones!… El local tiene extractores, que sacan el calor. Antes estábamos hacinadas, ahora no, tenemos un local lindísimo”, distingue Magalis Sánchez Molina, jefa de brigada de despalillo de tabaco.

“Se traduce básicamente, en el tema del alza de la producción. Nosotros contábamos con las instalaciones viejas y vendíamos alrededor de 200 mil, 300 mil pesos como promedio; en estos momentos estamos vendiendo millón y medio de pesos. Eso, por supuesto, ha ido mejorando las condiciones laborales de los trabajadores, mejorando las condiciones de los puestos de trabajo, o sea, el ambiente laboral irlo mejorando cada día más”, acota Jorge Cambas Martínez, director de UEB de Aseguramiento y Servicio al Tabaco.

Cambas apuntó, además, que “se trata, en primer lugar, de ir mejorando la calidad del tabaco que se beneficia, tiene que llevar una mejor calidad. En estos momentos estamos sacando el 79% de la materia prima, estamos sacando el capote, que es la parte superior del tabaco, la parte principal, lo que más valor tiene. Mantenemos la merma por debajo del valor permisible, estamos en un 16%”.

El taller cuenta con un diseño más adecuado para operarios que despalillan el tabaco, mujeres en mayoría. Ha posibilitado, asimismo, aumentar las capacidades laborales, aumentando en 81 posiciones más de trabajo.

Directivos aseveraron que nuevos proyectos de la empresa tabacalera en Las Tunas encaminarán las producciones hacia los fondos exportables.

(Visitado 10 veces, 1 visitas hoy)

Odalys Molina Espinosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *