Abuelas y abuelos con ganas de hacer

Nuestro país presenta un envejecimiento poblacional. La baja fecundidad y el aumento de la esperanza de vida son elementos que inciden en la disminución  de los arribantes al mundo laboral. Al mismo tiempo existe un número notable de personas que llegan a la edad de jubilación.

Sin embargo, muchos de los que arriban  a la tercera edad están todavía fuertes y saludables. Razón por la cual aportan a la sociedad sus experiencias y conocimientos.

Tal es el caso de los jubilados reincorporados en la provincia de Las Tunas que suman 440 en total. Según datos ofrecidos por la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social en el tercer trimestre del año 324 jubilados se reincorporaron al mundo laboral  por la Ley 105, que reglamenta la Seguridad Social desde el 2009. Mientras que el Consejo de la administración aprobó para esta fecha a 55 retirados. Ciento nueve son mujeres y 61 provienen del MININT y las FAR.

Los sectores de mayor representatividad son Educación, la Dependencia Interna y Servicios Comunales.

Entre las bondades que ofrece la Ley 109 están la ampliación a 15 años del período de selección de los 5 mejores años para el cálculo de las pensiones. Además permite recibir la pensión más el salario, no limita el número de veces que un jubilado se puede reincorporar y una vez reincorporado, el jubilado tiene derecho al incremento de su cuantía.

Los beneficios que ofrece esta ley no solo tiene un alcance personal, sino que toda la sociedad puede contar con la profesionalidad y las habilidades por este grupo de valiosos trabajadores.

Un ejemplo de ello son los 92 educadores que volvieron a las aulas movidos por su profundo amor por el magisterio. Acción que influye de manera positiva en la preparación de los estudiantes de las diferentes enseñanzas y también de los jóvenes maestros.

Con audacia y esfuerzo, jubilados de Las Tunas apoyan vida laboral de nuestra sociedad a través de la producción y los servicios.

 

(Visitado 6 veces, 1 visitas hoy)

Doraines Avila Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *