Con nuestro vino se festeja el 80 aniversario de la CTC

Confederación Nacional Obrera de Cuba, Confederación de Trabajadores de Cuba, después, Central de Trabajadores de Cuba, todas estas organizaciones tuvieron por sí mismas el apoyo e impulso de las luchas de clases y como base: la central proletaria y la defensa de sus intereses.

Desde la década del veinte del siglo pasado se vino gestando en nuestro país diversas confederaciones, que tenían el objetivo de reclamar y proteger los intereses y derechos de la clase obrera. Pero no es  hasta el 28 de enero de 1939, que se realiza el Congreso Constituyente de la Confederación de Trabajadores de Cuba, y ocupa el cargo de secretario general de la organización: Lázaro Peña. Luego, en el año 1961, cambia su nombre por el de Central de Trabajadores de Cuba, (CTC).

Antes del triunfo revolucionario, líderes honestos del proletariado tuvieron que enfrentarse al juego, fraude, desalojo, penuria, corrupción, muchos de ellos fueron depuestos de sus cargos y otros asesinados como Jesús Menéndez y Aracelio Iglesias.

La CTC  tiene el cometido de defender los intereses de los trabajadores, los cuales cuentan con  leyes que apoyan sus derechos, de no ser discriminados, poder trabajar y recibir una pensión en el momento de su retiro.

Hoy se cumplen ochenta años de creada la organización que reúne a cerca de 3 millones de obreros afiliados, reunidos en 19 sindicatos nacionales, quienes apostan por la unidad, como premisa fundamental para mantener los principios de la Patria, y por eso festejan con un vino, que quizás no sea el que algunos quieren, pero al final, es nuestro vino.

(Visitado 22 veces, 1 visitas hoy)

Damaris Zamora Escanell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *