Vilma entre nosotras

Hace poco realizamos en mi barrio la asamblea previa al décimo Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas. Allí se habló de los logros que hemos alcanzado las mujeres en la sociedad actual. Las más jóvenes recibieron el carnet que las acredita como integrantes de esta organización en la isla. Otras,  las que peinan canas comentaron sobre los resultados y cuánto nos queda por hacer. Todas coincidimos en algo: Vilma Espín siempre estará entre nosotros.

    Esta valerosa mujer resume en su personalidad la estirpe de la mujer cubana. El legado de Mariana Grajales. Antes de 1959 burló a más de un esbirro batistiano con astucia e inteligencia en las calles de Santiago Cuba. Auxilió a compañeros de lucha heridos o perseguidos. Subió a la Sierra Maestra  y tras el triunfo revolucionario, Vilma encabezó la unificación del movimiento femenino nacional al fundar la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) el 23 de agosto de 1960.

Ella emplazó la batalla por incorporar a las mujeres al trabajo y proporcionarles un protagonismo social y laboral en nuestro país. Logró puestos preferentes para las féminas y con las nuevas políticas en la educación y la salud, se abrieron otras opciones para este sector, aparte de cursos de capacitación para que ellas tuvieran acceso a empleos no tradicionales, antes solo reservados a los hombres. También como parte de esta batalla, contribuyó en la creación de los círculos infantiles.

Siempre viva y vigente en la memoria de los cubanos, se le recuerda por su enorme capacidad de amor y solidaridad sin límites, ejemplo insuperable de lealtad, firmeza, sacrificio y modestia, por su actitud de intransigencia con lo mal hecho, su sentido de justicia y su defensa de los valores principales que deben caracterizar a los seres humanos.

Vilma Espín cumpliría este 7 de abril, 88 años de vida. A pesar de su desaparición física, ella sintetiza la larga lucha por la emancipación de este imprescindible sector de la sociedad. Logros que están sembrados en cada mujer que tiene ante sí el deber de continuar enarbolando las conquistas de la Revolución Cubana.

(Visitado 28 veces, 1 visitas hoy)

Yelenis Fernández García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *