Videojuego Hearthstone se estrenará como deporte electrónico en Cuba

“Año nuevo, juego nuevo”, bien puede ser el lema de la Agrupación de Deportes Electrónicos de Cuba (ADEC) en este 2019; y así lo demuestra la convocatoria, para los próximos 1º y 2 de febrero, al Primer Torneo Nacional de Hearthstone, un juego de cartas coleccionables del universo Warcraft desarrollado por la compañía Blizzard Entertainment.

Podrán participar todos los jugadores residentes en el país, exceptuando a los integrantes del equipo oficial de Hearthstone Cuba. Según Javier “ToXavieR” Vidal, presidente de la ADEC, esta restricción permitirá un mayor equilibrio en la competencia, destinada a los participantes menos experimentados y orientada hacia la formación de una comunidad en torno al videojuego.

Mucho tienen que ver en la apertura cubana hacia Hearthstone, dos hechos notables ocurridos en diciembre pasado: la emergencia del Internet por datos móviles, (principal medio para el desarrollo del certamen), y los logros obtenidos por jugadores nacionales en el Torneo Clasificatorio de México, Centroamérica y el Caribe a la World Electronic Sports Games (WESG) 2018-2019, una suerte de copa mundial de eSports con sede en Shanghái, China.

Las reglas del Primer Torneo Nacional, así como los detalles para el registro de los jugadores y algunos consejos para la construcción de las barajas, pueden hallarse íntegramente en el blog de la ADEC.

De cartas, héroes y clases: lo básico de Hearthstone

Con alrededor de 70 millones de jugadores, la esencia de Hearthstone radica en el enfrentamiento entre dos jugadores, cada uno de los cuales tiene a su disposición una baraja de treinta cartas (ni más, ni menos). Estas últimas se dividen (atendiendo a su singularidad) en comunes, raras, épicas y legendarias. A su vez, existen cartas de Arma, de Hechizo o de Esbirros (Minions), cada una con sus funciones y particularidades.

Al ser una adaptación del universo de Warcraft a un mazo de tarjetas, no podían faltar los héroes, que se manifiestan en nueve clases: Paladín, Pícaro, Chamán, Mago, Brujo, Guerrero, Druida, Sacerdote y Cazador. Cada jugador escoge un héroe y construye su baraja en función de explotar al máximo las capacidades de este. Todas las clases poseen habilidades únicas, pero son iguales en cuanto a la cantidad predeterminada de puntos de vida (30). Si un jugador consigue reducir el número de puntos de vida del héroe rival a cero, entonces se proclama vencedor de la partida.

Aunque no es un deporte electrónico que requiere la coordinación o agilidad del Dota 2  o el StarCraft, Hearthstone sí involucra el uso de la lógica y la estrategia preventiva, así como la velocidad y determinación en la toma de decisiones.

El juego mantiene un modelo free to play, es decir, que puede descargarse y jugarse sin necesidad de pagar. No obstante, la modalidad pay to win se manifiesta mediante la compra —con dinero real u oro virtual— de sobres de cartas, que aceleran el progreso del jugador. Dicho avance puede concretarse también mediante la herramienta “desencantar”, que permite convertir una carta en “polvo arcano”, y este, a la postre, en nuevas y más poderosas cartas.

¿Por qué jugar Hearthstone desde Cuba? El caso “ToXavieR”

En primer lugar, Hearthstone se encuentra hoy entre los deportes electrónicos con mayores perspectivas de crecimiento. De acuerdo con Javier “ToXavieR” Vidal, su formato free to play, sus constantes expansiones, el amplio abanico de torneos que lo incluyen, y sus poco exigentes requisitos de hardware y calidad de la conexión, lo hacen idóneo para el contexto socio-tecnológico de la Cuba actual. Por otro lado, la conexión por datos móviles abrió la posibilidad de jugarlo desde la comodidad de los teléfonos celulares y las tabletas, ya sea con sistema Android o con iOS, y a nivel nacional o internacional (para ello, no obstante, es necesario descargar una serie de archivos extra que rondan los 2GB).

Desde el punto de vista competitivo, la mayor de Las Antillas se encuentra en una región bastante ventajosa para este deporte electrónico, puesto que solo México sobresale como un rival importante.

Un ejemplo del creciente potencial cubano radica en las notables actuaciones que han tenido un grupo de jugadores (“ToXavieR”, “Shu”, “Ferrera”, “Nuttmojke”, “Scytherx”, “Executor”, “ZeroBQ”), autotitulados como el Equipo Oficial de Hearthstone Cuba. Entre los logros patrios hasta la fecha figuran la obtención del rango “Leyenda” —el más alto del juego— por parte de “ToXavieR” y “Ferrera”, así como los resultados de ambos jugadores en el Torneo Clasificatorio 1 de México, Centroamérica y el Caribe a la WESG 2018-2019.

Mientras “Ferrera” logró alcanzar un meritorio Top 8, “ToXavieR” se coronó campeón tras vencer al mexicano “iamChapsgg” por cerrado marcador de 3-2. Con esta insólita victoria, Javier Vidal se convirtió en el primer cubano en conquistar un torneo oficial de deportes electrónicos, y aunque no consiguió el pase al evento presencial en Shanghái —cayó derrotado en el play off frente al también azteca “Chemagician” (gamer profesional) por 3-1—, demostró que Cuba cuenta hoy con una generación de jugadores con aptitudes suficientes para insertar al país, al menos, en el circuito americano de eSports.

ToXavier derrotó al jugador mexicano iamchappsgg para coronarse campeón del Torneo Clasificatorio 1 de México, Centroamérica y el Caribe al WESG 2018-2019. Foto: ADEC.

“No es cuestión de jugar por uno mismo”, asegura “ToXavieR”, y añade: “Cada vez que participamos en un torneo internacional, también estamos representando a nuestro país. El Hearthstone nos ofrece mayores posibilidades de competir en eventos online, y si logramos crear una comunidad sólida, es muy probable que este sea el deporte electrónico que nos haga, por fin, despegar”.

Tomado de Cubadebate

(Visitado 38 veces, 1 visitas hoy)

Cubadebate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *