Verano a lo tunero

En las vacaciones para despejar de las jornadas de trabajo y salir, un poco, de la rutina siempre acudir al mar es una sana opción aunque sea en un viaje de vira y bota como se dice popularmente. En el rostro de las personas quienes acuden, casi siempre, en familia o grupos de amigos se reconoce la alegría por compartir y refrescar teniendo un día diferente gracias a la brisa marina y la relajación que el mar, indiscutiblemente, regala a nuestro cuerpo, alma y vista.

Al viaje se suman seres de todas las generaciones porque esa aguita salada le viene bien a grandes y chicos que van con una sonrisa poderosa y aunque retornan cansados de hacer tantas maromas acuáticas o arenosas subestiman la lejanía y se dan al disfrute.

Recrearse, relajarse, ver otros paisajes, tener un desenvolvimiento diferente nos reanima el vigor y nos prepara para tomar la vida con más ganas. El sol, rey implacable, está ahí, no lo podemos tapar ni con el mayor de los dedos y aunque debemos cuidarnos de su intensidad lo cierto es que, aunque sea por un día, nos protegemos y lidiamos con él tras un sombrero, una sombrillota, una gorra o una carpita inventada por el coherente ingenio cubano con cabillas o una toallatecho sacudiendo a cuatro vientos una planta cómplice con  nuestras ganas de pasarla bien.

Si aparece alguna situación imprevista enseguida acciona el salvavidas quien tiene la seria misión de cuidar a todos en la playa, no solo cuando estamos en el mar, pues ante el roce de un aguamala a un bañista enseguida se acercó, preocupado, aunque ya el chico habia resuelto y aliviado, a lo casero, con un poco de ceniza, pues fue ligero el incidente, pero debemos saber que allí hay un puesto médico para cuidar de todos.

En el litoral norte de Las Tunas,en Puerto Padre, de una orilla no espera El Socucho y al cruzar el barco nos espera La Boca, con un beso amoroso, único y alegre, en fin, cubano.

Les propongo que por la luz del sol y el sabor de las caras diferencien las imágenes de la llegada y el regreso del pedazo que nos toc,a a los tuneros, del antiguo y poderoso Talasa, bendito y misterioso amigo de los hombres.

Tahaní Martínez Rivero

previous arrow
next arrow
Slider
(Visitado 51 veces, 1 visitas hoy)

Tahani Martínez Rivero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *