Un lugar donde el conocimiento es sinónimo de futuro

Rachel es estudiante de onceno grado. Durante el pasado curso escolar recibió la agradable noticia de ser merecedora de la medalla de oro en el concurso nacional de Física. Sus padres sienten un orgullo inmenso, al que se suman amigos y vecinos que la reconocen como una joven estudiosa, responsable y alegre.

Hoy sus sueños se ven materializados, en gran medida, gracias a que cursa estudios en el Instituto Vocacional de Ciencias Exactas Luis Urquiza Jorge, localizado en la ciudad de Las Tunas.

El centro docente es reconocido en toda Cuba por sus resultados. Durante cinco años la institución alcanzó el primer lugar en los concursos nacionales de ciencias, así como el ciento por ciento de aprobados en los Exámenes de Ingreso a la Educación a la Educación Superior correspondientes al curso académico 2016-2017.

“Hemos contado con un apoyo incondicional por parte de la Dirección Provincial de Educación para realizar mantenimiento y reparación de la escuela, incluyendo los locales de los laboratorios. Además la contribución de brigadas internacionales de la Asociación de Amistad Italia- Cuba nos ha permitido rehabilitar espacios como el teatro”, explicó Ricardo Luis Pérez, Director General del centro.

Gracias al trabajo realizado por los profesores del Centro Provincial de Entrenamiento, alumnos de la Vocacional tunera han participado en más de 40 eventos internacionales con resultados muy positivos como medallas de oro en las Olimpiadas de Física y en el Concurso Iberoamericano de Ortografía.

“Los docentes que integramos el Centro Provincial de Entrenamiento, con sede en este preuniversitario, nos esforzamos para que cada estudiante pueda alcanzar su potencial mayor, que vaya creciendo cada día y que logre un estudio individual que impulse de sus conocimientos.

“La motivación de cada uno de ellos es nuestra prioridad, por eso realizamos experimentos, trabajamos con todas las sustancias químicas incluidas en el plan de estudio, resolvemos ejercicios variados y lo ayudamos en su formación general”, añadió Orestes Landrove, Coordinador del Centro Provincial de Entrenamiento y profesor de Química.

“A veces no contamos con todos los recursos que deseamos en el laboratorio, pero vale más el esfuerzo, la dedicación y el amor por hacer realidad nuestros sueños. Perdemos horas de descanso porque el conocimiento es infinito pero al final, cuando alcanzamos buenos resultados, todo el sacrificio valió la pena”, explicó Rachel Báez, concursante de onceno grado.

“Los entrenadores nos dan mucha confianza, nos apoyan y estimulan. Ellos son imprescindibles en nuestra formación, tanto en las asignaturas de ciencias como en las de humanidades. Ser un alumno concursante es un mérito y un premio también a la dedicación.

“Somos jóvenes que en ocasiones desdeñamos una fiesta, una actividad recreativa para dedicarnos al estudio. En mi caso he sido ganador de medallas de oro en Química y además de constituir un logro personal ha sido un orgullo para mi papá que es mi entrenador”, apuntó Eduardo Landrove, concursante de onceno grado.

En la actualidad el 99,3 por ciento de los alumnos del Preuniversitario Vocacional Luis Urquiza Jorge de la provincia de Las Tunas accede a carreras universitarias de ciencias.

Gracias al empeño de profesores, directivos y estudiantes, la institución es merecedora de la bandera de Colectivo Vanguardia Juvenil. Por ello alumnos como Rachel y Eduardo viven la satisfacción de permanecer la mayor parte de su tiempo en un sitio donde se apuesta de forma permanente por el conocimiento, por el futuro.

Por Gianny López Brito

(Visitado 181 veces, 1 visitas hoy)

Yoe Hernández González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *