Tributo al autor del Himno de Bayamo

El 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana, en homenaje a la fecha de 1868 en que se gestó el Himno Nacional de Cuba, resulta necesario rendir tributo a un ser especial.

A Perucho Figueredo, patriota bayamés que nació en cuna de bien y no dudó en desdeñar lo material en pos de la causa independentista.

El mismo hombre que cuando se acordó elegir una abanderada para entrar al Bayamo insurrecto no dudó en proponer a su hija Candelaria, Canducha como se le conocía, consciente del patriotismo que había inculcado en cada uno de sus vástagos.

Don Pedro Figueredo, Perucho, patriarca de una familia que combatió a los colonialistas españoles y padeció infinidad de penurias en la manigua. Una familia de once hijos, que en su gran mayoría fue disgregada en el exilio.

Un patriota con mayúsculas que fue fusilado y a quien debemos honrar cada 20 de octubre. Aquel hombre que presto, desde su cabalgadura y con cientos de bayameses rodeándolo, escribió la marcha que define la identidad de los cubanos y que hoy veneramos como el Himno de nuestra nación.

(Visited 14 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *