Trabajar junto al pueblo

Es una de esas noches para reflexionar y proponer. En la calle Prolongación de Lucas Ortiz del Reparto La Victoria los vecinos se reunieron para acompañar a su delegado en el proceso de rendición de cuenta que inició en la provincia el pasado 15 de noviembre como parte de su primera etapa.

Los electores sienten confianza, saben de la integridad de un hombre que durante 42 años se ha desempeñado como delegado del Poder Popular. Se trata de Berando Rodríguez Ferrey, un ser humano sencillo, de pueblo.

“Soy una de los 668 personas que llevan adelante tan honrosa misión en este territorio oriental donde se efectuarán más de 3 mil 300 reuniones en las cuales los asistentes pueden expresar libremente sus inquietudes en aras de contribuir a la construcción de nuestro modelo de país.

“He dedicado más de la mitad de mi vida a esta tarea porque la población que habita mi comunidad siempre confía en mí, saben que soy un hombre digno, respetuoso, entregado al trabajo y capaz de sensibilizarse con los problemas ajenos”.

Berando es el delegado del Poder Popular más longevo de Las Tunas y fundador de los Órganos de Gobierno en la provincia, ya con más de cuatro décadas de existencia.

“Mi principal motivación es cooperar y poner todo mi empeño para, de conjunto con las organizaciones de masas, mantener la higiene de la comunidad, apoyar las tareas del barrio, fortalecer la unidad, los sentimientos de amor a la Patria, y contribuir a resolver las problemáticas que se presenten”.

El delegado del Consejo Popular número 17, en la ciudad de Las Tunas, es muy querido por los pioneros de la escuela primaria Noelio Capote, donde llega siempre para aportar su granito de arena a la formación de las nuevas generaciones.

“Los niños y niñas del centro docente de mi comunidad me quieren muchísimo. Yo converso mucho con ellos, les hablo de la fundación del Poder Popular, de muchos Héroes de la Patria, de la necesidad de ser buenos, estudiosos y amables. Así contribuyo a su crecimiento como hombres y mujeres honrados y de bien”.

A sus 82 años Berando posee muchos reconocimientos. Entre ellos destaca la Condición Hijo Ilustre de la Ciudad de Las Tunas, y el más importante, el cariño de sus electores.

“Un buen delegado debe ser una persona muy honesta y laboriosa, dispuesta siempre a cooperar con los demás, a trabajar sin descanso para hacer de la circunscripción que atiende un lugar donde se apueste por el mejoramiento humano, por la felicidad de todos.

“Mientras tenga fuerzas seguiré trabajando para mi gente, esa que agradece cada gestión que realizo y que es protagonista de mis esfuerzos. El delegado es sencillamente una persona que no descansa en su trabajo por el pueblo y para el pueblo”, concluyó.

(Visitado 19 veces, 1 visitas hoy)

Gianny López Brito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *