El tabaco tiene un futuro promisorio en Las Tunas

La Empresa de Tabaco de Las Tunas cierra el 2017 con el cumplimiento de sus principales indicadores tanto económicos como productivos.

A propósito de estos importantes resultados para la economía de la provincia, VisiónTunera conversó con el Ingeniero Carlos Betancourt Almaguer, Director de la Empresa de Acopio, Beneficio y Torcido de Tabaco en el territorio.

Carlos Betancourt Almaguer, Director de la Empresa de Acopio, Beneficio y Torcido de Tabaco en Las Tunas.
Carlos Betancourt Almaguer, Director de la Empresa de Acopio, Beneficio y Torcido de Tabaco en Las Tunas.

En este período se sobrecumple los índices de acopio alcanzando un record histórico de producción, se sobrecumple los planes de beneficio y despalillo y se sobrecumple también el torcido tanto en la modalidad destinada al consumo nacional como en el de exportación.

Así mismo, el plan de ventas de la empresa va a ser ampliamente superado, pues prevemos sobrecumplir el plan de utilidades lo que refleja el enorme esfuerzo que han hecho nuestros trabajadores y productores en un período en que hemos tenido algunas dificultades desde el punto de vista de abastecimiento material y algunas carencias.

Sin embargo, la iniciativa, la voluntad y la unión de todas las fuerzas han permitido que hoy podamos exhibir este resultado sin precedentes.

¿Cuáles son las principales producciones de Tabacuba en Las Tunas y qué aspectos incidieron en estos indicadores?

La empresa produce tabaco en rama fundamentalmente como un subproducto para la cigarrería que en gran parte es destinado al consumo nacional y además produce cerca de dos millones de tabacos para la exportación.

En el caso del acopio cerramos el año con record histórico productivo, pues se lograron mil 214 toneladas de tabaco con un rendimiento de 1.7 toneladas por hectárea, lo que también constituye un record.

Esto tiene su causa principal en la correcta asimilación de la tecnología, la capacitación de los trabajadores y de los productores y sobre todo en un trabajo esmerado por conseguir altos estándares de calidad.

Históricamente en Cuba se ha asociado el tabaco a la provincia de Pinar del Río y especialmente a la zona de Vuelta Abajo ¿Tomando en cuenta los excelentes resultados que ha logrado Las Tunas en los últimos años se podría hablar ya de una tradición tunera en el cultivo?

Yo creo que si, desde el año 2010 o 2011 esta provincia ha dado un salto radical en los rendimientos y calidad de las producciones. Por esa fecha las vegas rendían entre 0.6 y 0.7 de ton/ha y hoy superamos las 1.7 toneladas, es decir se han triplicado los rendimientos.

¿Cómo se ha logrado?

Primero las mejores experiencias de los tabacaleros de Pinar del Río, de los holguineros que tienen muy buenos resultados, hemos favorecido mucho la socialización del conocimiento entre los productores y la visita de nuestros técnicos a las áreas que ahora son de referencia nacional. Creo que ha sido un buen trabajo pues hemos sido capaces de superar los rendimientos incluso de algunas regiones del país que son tradicionalmente productoras del tabaco.

La calidad de las producciones tuneras están avaladas por el interés de otras provincias en obtener la semilla que germinan en el territorio.

Este era uno de los problemas que lastraban el cumplimiento de nuestras campañas. hemos hecho un programa de mejora de los semilleros, de selección, de capacitación y como resultado nosotros hoy nos autoabastecemos y vendemos unos nueve millones de posturas a otras provincias del país.

¿Podemos hablar entonces de un futuro promisorio para el tabaco en Las Tunas?

Tenemos un programa de desarrollo que aspira a alcanzar las dos mil toneladas de tabaco en rama con destino a la cigarrería, terminamos esta campaña con mil 214 y estamos aspirando a sobrepasar en el 2018 las mil 500 toneladas, es decir nos vamos acercando a esta meta sobre la base del crecimiento en la eficiencia y los rendimientos.

Hay futuro porque el tabaco es un cultivo que tiene un mercado seguro, pues es un producto reconocido mundialmente como el mejor de su tipo y que tiene por tanto una demanda cada más elevada en el mercado.

Hay futuro para el tabaco porque las políticas del estado han favorecido el desarrollo del cultivo a partir de la mejora de los precios, de la garantía de compra de todo el producto y del pago diferenciado según la calidad del mismo, y porque además es uno de los cultivos que recibe todo el paquete tecnológico, que incluye el combustible, los fertilizantes y los plaguicidas lo que permite incrementar los rendimientos.

Por Yoe Hernández González

(Visitado 77 veces, 1 visitas hoy)

Yoe Hernández González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *