Sueños Verdes

Así lucen, ante los ojos de Lilian, los paisajes de Las Tunas. Y es que para ella y su familia, pintar los sueños, descubrir en ellos la magia de los campos de Cuba, es una tarea muy seria.

A su corta edad, solo tiene 12 años, Lilian del Rosario Ramos Ocho ve un mundo lleno de colores infinitos. “Me divierto mucho cuando dibujo, porque puedo pintar lo que yo quiera. Gracias a mi abuelito, que me trajo hasta aquí, y a mis profesores de paisaje, dibujo con los lápices, los crayones, las temperas y acuarelas todos los lugares que se me ocurren.”

Como Lilian, Rocio, con sus seis años de edad, ya se considera una gran artista, y le muestra con orgullo a su abuelo el progreso de todo un año de trabajo. Y nos comenta que “a mí me gusta pintar mucho, por eso vengo todos los sábados, para que el maestro me enseñe como dibujar los paisajes, y cuidar el medio ambiente”.

Al igual que estas dos pequeñas artistas, otros 18 niños y niñas comparten sus mañanas sabatinas, para dar vida al taller de creación “Sueños Verdes”.

Creyendo en el talento de niños entre los cinco y doce años, los artistas del paisajismo tunero, Angel Luis Velázquez y Carlos Gutiérrez, guiaron y motivaron a los infantes hasta ver materializada esta muestra que hoy se expone en la Casa del Historiador de Las Tunas.

“Este proyecto surge por la preocupación de algunos padres, quienes se acercaron a nosotros preguntando por algún espacio o taller para impartirle clases de artes plásticas a sus hijos. Y así creamos la idea de este taller creativo. Gracias al apoyo de Víctor Marrero, historiador de la ciudad de Las Tunas, quien nos abrió las puertas, hoy estos 20 niños disfrutan con nosotros del paisajismo tunero”, comenta a Visión Tunera Angel Luis, o sencillamente Puchi, para quienes lo conocen mejor.

Por su parte el profe Carlos explica que… “uno de los géneros de las artes plásticas menos expuesto es el paisajismo. Por eso quisimos, cuando creamos el taller, que los niños, como futuros artistas, se adentraran en las maravillas del paisaje.

“Por supuesto, con los niños hay que tener mucha paciencia, tener metodología, porque cada uno es un mundo diferente y así mismo ven ellos de manera diferente lo que les rodeo”.

Ahora, para los más experimentados en tan expresiva arte visual, rescatar de manos de estos noveles exponentes, el arte del paisajismo cubano, se ha convertido en una esperanza, verde como los sueños de sus creadores.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *