Se gradúan nuevos bachilleres del IPVCE Luis Urquiza Jorge

Más de cinco mil cuatrocientos bachilleres se han formado en el Instituto Preuniversitario Vocacional Luis Urquiza Jorge de Las Tunas en estos 31 años de fundado. Un centro distinguido por sus altos índices de promoción y eficiencia que egresó en esta ocasión unos 256 jóvenes.

Dailena Acosta Cedeño resultó la alumna más integral de la institución provincial que por varios años ha obtenido lugares cimeros en concursos nacionales de conocimientos. Ella con palabras sencillas habló de estos años de estudios, de los compañeros de aula, de sus profesores, del reto inmenso al cual se enfrentaron y hoy lograron vencer al obtener su título de bachiller.

En la graduación también se reconocieron a los egresados destacados en esferas como el estudio, cultura, deporte y trabajo. Se entregaron 20 títulos de oro y se estimularon a docentes que contribuyeron en el logro de un 97 por ciento de aprobados en los exámenes de ingreso a la Educación Superior.

Así mismo se resaltaron a estudiantes que alcanzaron medallas en las competencias internacionales y sus entrenadores. Resultados que permitieron  llegar al  segundo escaño en estos certámenes.

Ricardo Pérez Montejo director del IPVCE tunero expuso en el acto los principales logros de este curso escolar y puntualmente de los jóvenes que integran esta graduación, quienes durante tres años han sido protagonista de muchos desafíos. Destacó la participación en los campamentos de verano que auspicia la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), organización que los distinguió como Colectivo Vanguardia Juvenil.

Dijo que más del 98 por ciento de los estudiantes que han pasado por las aulas del centro se forman luego en carreras asociadas directamente  a las ciencias y que el colectivo de trabajo ha sido merecedor, durante varios años consecutivos, de la condición de Vanguardia Nacional.

Un momento especial fue el reconocimiento a los familiares, en este caso una madre, Dalgis Román, quién exhortó a los jóvenes a seguir una formación integral y revertir estos estudios en la sociedad como profesionales competentes.

Los aplausos,las fotos,  la alegría de un tiempo que no volverá, las anécdotas y las noches de desvelos ante el estudio, son huellas de un periodo que sin duda alguna permanecerán en el corazón de estos jóvenes.

Por Yelenis Fernández García

(Visitado 121 veces, 1 visitas hoy)

Yelenis Fernández García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *