Salud: entre avances y retos

Las Tunas.- En este 2019 se multiplican los desafíos para los 22 mil trabajadores del sector de la Salud en esta provincia, tras la culminación de un año marcado por satisfactorios resultados en los diferentes indicadores que hablan de una calidad superior en los procesos asistenciales.

La doctora Guiuzel Cutiño Pavón refiere que entre los logros destaca la tasa de mortalidad infantil de 3,7 por cada mil nacidos vivos. “Además, pudimos disminuir la mortalidad en las instituciones sociales y reducir a cero el índice de úlceras por presión (escaras) y a menos de 2,5 por ciento el índice de accidentes con secuelas.
Las Tunas es la quinta provincia más envejecida del país con una esperanza de vida al nacer de 80 años. Actualmente se trabaja en la geriatrización de los servicios y de los profesionales para suplir el déficit de especialistas en esa rama y garantizar el manejo integral al adulto mayor.
“Un total de 27 camas -continúa- se incorporan al hogar de ancianos provincial Carlos Font, donde se vive un proceso de reparación y mantenimiento. Los hospitales también siguen inmersos en la rehabilitación de varios de sus servicios”.
El 96 por ciento de fracturas en la cadera -afección con mayor incidencia en la tercera edad- se logra operar en las primeras 24 horas de la ocurrencia del suceso. El programa, establecido a nivel nacional, involucra a varias especialidades y con el apoyo de la Dirección Provincial de Salud adoptan las decisiones más acertadas.
La actividad quirúrgica muestra un comportamiento favorable y cumplen el plan de las cirugías por mínimo acceso. Al mismo tiempo la atención estomatológica avanza en los diferentes indicadores y no se reportan listas de espera de prótesis.
“Los tumores malignos y las enfermedades cardiovasculares ocupan las primeras causas de muerte en el país, y esta provincia no escapa de esta realidad. Como positivo podemos constatar que en el pasado año se realizaron más diagnósticos de cáncer en etapas tempranas”, explica.
La doctora hizo referencia al cumplimiento del plan de producción de la Medicina Natural y Tradicional y de las donaciones de sangre. Al mismo tiempo destacó que este territorio cerró el año sin transmisión de arbovirosis, a pesar de la compleja situación epidemiológica.
“Aspiramos en este 2019 a disminuir la tasa de mortalidad infantil, lograr una calidad superior en la atención, mejorar las condiciones estructurales de las unidades asistenciales, trabajar en el rescate de los conceptos fundacionales del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia e incrementar la permanencia y estabilidad del personal en los consultorios. Ahí radicará el éxito de los procesos”, concluye.

Escrito por:

Tomado de Periódico 26

(Visited 29 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *