Referendo Constitucional en Cuba: Detalles de cara al próximo 24 de febrero (+ Videos)

Quedan menos de dos semanas para que Cuba acuda a las urnas a votar por la Constitución aprobada en diciembre por la Asamblea Nacional del Poder Popular luego de amplia consulta con el pueblo, y la Comisión Electoral Nacional alista los últimos detalles para garantizar una jornada electoral de calidad.

A las puertas de la realización de la prueba dinámica de este domingo 17 en todo el territorio nacional, Cubadebate conversó con la vocal de la CEN, Cecilia Valdés Milián, para conocer cómo se vive la última fase del proceso del Referendo Constitucional y cómo se han organizado las autoridades en función de la calidad de este proceso, que no se celebraba en el país desde 1976.

-¿Qué ambiente se vive en Cuba de cara al próximo 24 de febrero? ¿Cómo se ha organizado la Comisión Electoral Nacional de cara al referendo constitucional?

-La comisión electoral nacional tiene un cronograma de trabajo previsto, que se viene cumpliendo desde la etapa en que funcionábamos como comisión temporal. Después de la convocatoria de Referendo liberada por la Asamblea Nacional en diciembre del pasado año, se constituyeron las comisiones a todos los niveles y empezamos a trabajar en tareas mucho más concretas, de cara a lo que debe acontecer en el país el 24 de febrero.

En este momento se está dedicando una parte importante del tiempo de las autoridades a la preparación, y para ello se ha previsto la realización de pruebas dinámicas, en Cuba y en el exterior.

-¿Qué objetivo tiene esta prueba dinámica?

-En este ejercicio se revisa en un primer momento el estado en el que se encuentran todos los aseguramientos para el proceso, y en un segundo momento las autoridades electorales entran a hacer un entrenamiento práctico, de aquellas tareas que van a estar desempeñando el día de los comicios.

Estamos hablando de creación de condiciones en las cabinas donde el pueblo va a votar, revisión de la documentación que van a  estar utilizando, de los folletos donde se va a estar registrando el trabajo de las autoridades y del propio registro de electores donde se controla la asistencia de todos los ciudadanos a las urnas.

Se revisa también que estén creadas las condiciones logísticas, y se organiza que cada una de las autoridades que van a actuar en la mesa sepan concretamente cuáles son las tareas que van a estar realizando durante ese día.

Foto: EFE.

-Hay pasos claves del proceso organizativo que garantizan que el proceso de votaciones del 24 de febrero se haga acorde a lo que manifiesta la ley y que haya transparencia.

-Cuando llega el momento de cerrar el colegio electoral a las 6:00 pm, se hace el escrutinio en presencia de todos los vecinos que se encuentran en el lugar, y son esos electores los que dan fe de que cada uno de esos pasos se han cumplido como establece la ley.

En presencia de todos se cuentan las boletas y el resultado que arroje se publica en una boleta de muestra en el exterior de ese colegio electoral. Ese es un paso que se hace en presencia de los vecinos y todas las pesonas que deseen acercarse al colegio en ese horario

En este sentido, ese día es determinante también la participación de los colaboradores, estudiantes de la enseñanza técnica profesional y la enseñanza superior, que nos han venido acompañando desde el inicio del proceso, observando cada uno de los pasos electorales que hemos venido realizando. Ellos se han preparado en los contenidos previstos en la ley electoral, para durante el domingo de prueba dinámica y el domingo de referendo acompañarnos en observar que lo que acontezca en los colegios sea lo que está establecido. Se les ha preparado una guía por la cual ellos van a estar compartiendo con las autoridades de cada lugar e irán recogiendo si los pasos previstos en la ley se cumplen.

A esto también se suma la labor de los supervisores, quienes son fundamentalmente juristas, quienes han tenido una labor muy interesante en todo el proceso apoyando las consultas populares realizadas en la primera etapa, pero ahora apoyan significativamente las comisiones electorales a todos los niveles, observando el acontecer, y velando porque lo está establecido se cumpla.

-¿Qué vías ha previsto la Comisión Electoral para garantizar el flujo de información durante el domingo de referendo?

-Hoy todas las comisiones electorales saben con cuántos teléfenos cuentan para la transmisión de información desde las bases, qué información se sube al sistema y en qué horario.

En función de la comunicación, tenemos un apoyo fundamental no solo del Ministerio de las Comunicaciones, sino también de la Universidad de Ciencias Informáticas.

Tenemos una participación importante en los aseguramientos asociados al transporte, pues tenemos colegios rurales en la última montaña o comunidad rural de Cuba, y a veces la población es poca, pero es importante que los votos de los electores de ese lugar también lleguen en tiempo.

Para ello se ha previsto un plan de transportación que incluye desde los camiones de doble y triple tracción que llegan hasta esas montañas, hasta el plan de comunicacion de teléfono fijo, de fija alternativa, los radioaficionados, así como el mecanismo de la persona a pie, o a caballo. Es decir, se han previsto mecanismos para que, interactuando los planes de comunicación y transportación, la información pueda fluir.

-En comparación con los primeros procesos eleccionarios hoy cuentan también con la fortaleza de un sistema informático para gestionar los resultados.

-Así es. La UCI es la creadora del sistema de elecciones, un sistema que se ha preparado específicamente para que la Comisión Electoral pueda, proceso tras proceso, gestionar todos los datos sobre el mismo. Este es un sistema con el que hemos funcionado en otros momentos, y que de cara al proceso se actualizó con un módulo especializado para el proceso de referendo, que permite captar la información estadística y cualitativa que se genera en cada uno de los lugares y gestionarla a nivel nacional.

Estamos hablando de que un dato que se capte en un colegio llega a la circunscripción, y la circunscripción lo mueve al municicio, donde se hace el primer momento de registro de esa información sobre el sistema automatizado. Es una red que es encriptada, y que tiene una altísima seguridad, probada y respaldada por las autoridades que tratan los temas  de ciberseguridad del país.

Este sistema indudablemente moderniza mucho la gestión, porque recordemos las primeras elecciones en las que todo era a mano, y realmente no había posibilidad de gestionar con calidad todo lo que se manejaba.

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

-Cómo se ha organizado el voto en el territorio nacional? ¿Qué debe conocer la población?

Vamos a tener los colegios ordinarios, y vamos a tener un grupo de colegios especiales funcionando en todo el país, en lugares de alta afluencia de público. Lugares que se han dispuesto para que se pueda garantizar que todo el mundo pueda votar: terminales de ómnibus, hospitales, hoteles, residencias estudiantiles, hogares de ancianos.

Lo idal sería que pudieramos votar por el registro en que estamos inscritos, que es el de nuestra demarcación, pero la vida es dinámica, las personas se mueven, se generan un grupo de situaciones durante ese día, y los colegios especiales dan la posblidad de que todo el que queira votar lo pueda hacer.

Lo más importante es que todos los electores sepan que todos los colegios van a abrir a las 7 de la mañana, que hay que presentar el carné de identidad para ejercer al voto, y que si estoy llegando a un lugar que no es el que me corresponde debo informar a la autoridad que no es el registro de electores que me toca, pero que estoy de paso en casa de una familia, o en un lugar donde estoy trabajando.

-Es la primera vez en muchos años que se realiza un proceso de este tipo en el país, y muchos como tú lo están viviendo por primera vez. ¿Cómo ha sido para ti la experiencia desde el punto de vista personal y cual es el reto fundamental que tiene lo que queda de proceso?

-La experincia del referendo constitucional es única. Es la primera para la inmensa mayoría de las autoridades electorales que actuamos en el proceso, y del pueblo que asiste en calidad de elector, pues desde el 76 no se hacía un referendo. Es una experiencia singular porque aunque tiene sus puntos de contacto con el proceso de generales tiene sus marcadas diferencias.

Estamos hablando de que no voy a votar por un candidato en específico, ni por dos o tres, voy a votar por la carta magna de mi país, por la ley de leyes, y el acto de decidir entre una persona que me represente en un escaño de gobierno, o del poder popular, o elegir la constitución del país, donde realmente están previstos los proyectos que tenemos como nación y hasta los proyectos que en lo individual tengan las familias en Cuba, tiene una marcadísima diferencia.

Esto eleva el compromiso y la manera de enseñar al pueblo como partcipar en un proceso de esta naturaleza y es el reto que nos queda en esta etapa a las autoridades.

Nosotros tenemos el deber de obrar con ética, con un profesionalismo, y que no quede duda de que se está cumpliendo al pie de a letra lo que está previsto en la constitución, porque en la transparencia del proceso estará también la capacidad que tendremos después de hacer cumplir esa constitución,  y de generar a partir de ella todos los proyectos de disposiciones complementarias y todos los deseos de proyecto país que tenemos y hemos traído hasta su letra.

-¿Cuáles serían tus razones por el Sí?

-Las razones mías por un sí son tantas… Primero, si me toca decir lo que me corresponde como autoridad electoral, creo que esa norma nos viene dando por primera vez la posibilidad de fortalecer el sistema electoral cubano con la aparición de una figura tan fuerte, en su cuerpo, como es el Consejo Electoral Nacional.

Y como cubana, madre de familia, veo en ella reflejada el proyecto de vida de mis país, el de mi familia y el mío en particular, porque encuentro espacio en ella para realizaciones concretas, para los deseos que tengo todavía como trabajadora. Veo también muchas oportunidades para mi hijo, para mis sobrinos, y mis familiares. Y veo también un reto enorme, y es que tenemos que seguir acompañando el proceso para que nazcan las disposiciones complementarias que tienen que darle cuerpo a la norma.

La norma, sin su aparato complementario, es como un cuerpo que no tiene manos y pies, por lo que obligatoriamente para articularse seguirá necesitando de la inteligencia colectiva y la participación de toda la sociedad.

Esta constitución es un paso importante en el desarrollo de la nación, en las pretensiones que tenemos de construir ese socialismo próspero y sostenible que compartimos todos, pero nos sube la vara porque nos dice: Aquí estoy, ahora les toca a ustedes aprobarla, y que se cumpla. Por tanto, nos toca aprobarla ahora y cumplirla todos los días.

En Video: entrevista con la vocal de la CEN, Cecilia Valdés Milián

¿Cómo se desarrollará el referendo constitucional en las zonas afectadas por el tornado?

(Visitado 22 veces, 1 visitas hoy)

Cubadebate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *