Reconocen a familias destacadas de Las Tunas

De todo el valle de Dumañecos en Manatí llegaron vecinos para felicitar a las familias Cruz Rivero y Rubio Cera por la medalla José Tey que le otorgó el Consejo de Estado y el reconocimiento del Ministerio de Educación.

Estos campesinos de forma solidaria y desinteresada, después  que el huracán Irma dejara la escuela primaria Roberto Proeza, sin techo, prestaron sus casas para que continuara el proceso docente educativo. Las rutinas de los hogares cambiaron: los muebles por pupitres, los cuadros por pizarrones y el silencio del campo por el  bullicio de los niños.

Adalberto Cruz es el delegado de esta circunscripción y fue uno de los condecorados. El declaró a este sitio web que “como cubano de verdadera raíces dio el paso al frente ante esta situación que se presentó al pasar el huracán Irma y lo primero fue recoger las tejas de zinc que pudieron y ver donde continuaban las clases. En su casa había este espacio y  él y su mujer no dudaron. Nunca lo hicieron con ningún interés”.

Este gesto deviene ejemplo para  las nuevas generaciones de tuneros que  participaron en el acto de estímulo, con una representación de estudiantes de la ESBEC René Martínez Tamayo. Además de los comunitarios de Claro el Jobo; así como las máximas autoridades del partido y el gobierno en el territorio de Manatí.

Hoy los 29 alumnos del centro educacional  de esta comunidad ya reparado desarrollan el proceso dicente educativo en sus aulas habituales.

Por Yelenis Fernández García

(Visitado 36 veces, 1 visitas hoy)

Yelenis Fernández García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *