Producir más y mejor

En la comunidad de Las Tapas, situada en el norte de la provincia de Las Tunas, el campesino José Luis Pérez se siente muy feliz al recuperar sus plantaciones de plátano, afectadas sobremanera el pasado año por el huracán Irma.

“Fueron días difíciles, de mucha tristeza por todo lo perdido, pero no tuve tiempo para lamentarme, solo quería salir adelante y lo hice trabajando sin descanso hasta que los cultivos se fueron recuperando poco a poco. Hoy todo es parte del pasado y ya para el mes de mayo pienso estar recogiendo los primeros racimos”, comentó José Luis.

Muy cerca de allí un canal revestido garantiza el traslado del agua desde el embalse Juan Sáez, el mayor de la provincia, hasta gran parte de las áreas del polo productivo del municipio de Jesús Menéndez.

Polo ProductivoEn ese sitio más de mil 600 hectáreas garantizan el cultivo del plátano de los clones burro y vianda. Ya iniciada la campaña de primavera se labora en la preparación de tierras para no perder ni un solo segundo.

“Aunque nuestro cultivo por excelencia es el plátano este año el objetivo primordial es diversificar las producciones y sembrar otras viandas como el boniato, la calabaza y la malanga, un cultivo que pretendemos introducir por su alta resistencia a los fuertes vientos”, explicó Alexander Tejeda, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) José  Miguel Barreto.

El programa de frutales en Las Tunas es también prioridad. Por ello se creó un vivero tecnificado de posturas de frutas y cítricos con excelentes resultados y que apoya el desarrollo de esas plantas en provincias como Ciego de Ávila.

“El impulso de los frutales es algo que me apasiona por su importancia para la economía del país. Estoy muy feliz porque confiaron en mí para el cultivo de las posturas de los cítricos y con ello contribuir a que el programa frutícola se recupere en las provincias que lo impulsan por tradición”, comentó Eugenio Pérez Almaguer, creador del vivero.

Por otra parte, en las áreas del polo productivo Gayol, en el municipio de Puerto Padre, más de 500 hectáreas se dedican al cultivo del plátano perteneciente al clon enano guantanamero, el cual es muy resistente a los fuertes vientos.

En este sitio se obtienen mejores resultados gracias al empeño del colectivo de trabajadores y a la introducción de tecnologías como el riego con máquina eléctrica de pívot central.

“Estamos muy felices porque la cosecha del tomate ha sido realmente extraordinaria y ya estamos inmersos en la siembra de boniato y yuca, al concluir de forma exitosa la preparación de tierras”, apuntó Ulises Vega Balboa, especialista en cultivos varios.

El impulso de los polos productivos en Las Tunas es una alternativa para lograr mayor presencia de viandas, frutas, hortalizas y granos en placitas, ferias agrícolas y mercados estales de toda la provincia.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *