Por un mundo con derechos

Desde que fueran definida la Declaración Universal de los Derechos Humanos el 10 de diciembre de 1948 el término se ha convertido en una medida para evaluar el avance integral en el desarrollo social de los pueblos del mundo.

La Declaración, realizada en el marco de la entonces novísima Asamblea General de las Naciones Unidas, cumple este año su 70mo aniversario y constituye el documento más traducido del mundo.

Disponible en más de 500 idiomas, define claramente los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento, ni ninguna otra condición.

Fue indiscutiblemente un documento adelantado a su tiempo que definió estándares universales para calificar las condiciones básicas de convivencia en las sociedades civilizadas.

Sin embargo, aunque su espíritu constituye una aspiración altruista que ha ayudado a mejorar las condiciones de vida de millones de personas en todo el planeta, también es justo reconocer que sus comisiones han sido utilizadas con fines políticos para atacar y condenar a pueblos y gobiernos que no cumplen con los preceptos occidentales de democracia.

En Latinoamérica es el caso de gobiernos como los de Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia que han decidido vías alternativas al modelo neoliberal imperante para la organización de sus respectivas sociedades y por ello han sido víctimas de acusaciones por parte de quienes usan los DD.HH como herramienta política y de presión.

El hecho de que la Declaración Universal de los Derechos Humanos haya perdurado en el tiempo es una prueba inequívoca de la universalidad imperecedera de sus valores eternos sobre la equidad, la justicia y la dignidad humana por la que la humanidad deberá seguir luchando hasta lograr su aplicación y desarrollo plenos.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

(Visitado 13 veces, 1 visitas hoy)

Yoe Hernández González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *