Payasos portadores de alegrías

Cuando, con su modo peculiar, los payasos irrumpen en las salas del Hospital Pediátrico de Las Tunas los rostros infantiles se iluminan y las madres muestran agradecimiento en su semblante.

Son hombres y mujeres que, más allá de sus responsabilidades profesionales, hacen de manera voluntaria una labor encomiable. Unos son artistas y otros trabajadores de la salud que se han sumado al proyecto denominado Payasos Terapéuticos.

Según cuenta una de sus gestoras, la instructora de arte Ariadna Cruz, se han unido en este empeño cardiólogos, sicólogos, fisioterapeutas, enfermeras y varios artistas que son los que organizan el trabajo, desde el punto de vista de propiciar el dominio de determinadas técnicas actorales.

Agrega la enfermera Tania Cruz, que todos los miércoles van de visita a varias instituciones médicas como el hogar de ancianos, el hospital siquiátrico y el pediátrico, que es el más frecuentado por ellos.

En el tiempo que llevan realizando esta hermosa tarea han aprendido cuán beneficiosa resulta para la recuperación de los enfermos, toda vez que  contribuyen a mejorar el estado de ánimo, algo vital para la recuperación de cualquier dolencia.

El actor Luis Ángel Reyes explica que previo a las presentaciones realizan un trabajo de mesa para preparar juegos, sencillos números de malabares y actos de magia, además de chistes y manejo de títeres.

La combinación de todas esas habilidades propicia una entrega agradable para los pacientes, especialmente para los niños que hacen patente su felicidad en el momento en que los payasos interactúan con ellos junto a sus camas. Es algo similar a un rayo de luz que penetra en las instalaciones asistenciales y que suele retribuirse con una sonrisa que brota desde lo profundo del alma.

Por anybis Labarta García

 

(Visited 19 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *