Para respirar mejor

Hay cambio de tiempo, seguro que el niño tendrá una crisis. Es una frase recurrente entre los familiares de los pacientes asmáticos. Esta enfermedad crónica no transmisible afecta las vías respiratorias y puede estar condicionado en gran medida por alergias.

Para disminuir los efectos negativos que puede provocar la enfermedad, es importante mantener una vida saludable y eliminar en el entorno del paciente los posibles factores desencadenantes. Principalmente en las habitaciones se debe prescindir de cortinas, alfombras, peluches y objetos que puedan acumular polvo. Evitar el contacto con alérgenos como hongos, ácaros, pelos de animales y no exponerse al humo del cigarro, son medidas que no se deben descuidar.

Según especialistas en Cuba existe una alta prevalencia de asma, provocado principalmente por el clima tropical. En las últimas décadas se ha incrementado por la influencia del cambio climático.

El grupo empresarial cubano Laboratorios Biológicos y Farmacéuticos (LABIOFAM), potencia la elaboración de medicamentos con gran demanda nacional.  Entre las fabricaciones de origen natural destaca el Asmasán, utilizado en el tratamiento de procesos virales, fundamentalmente asociados a la gripe, actúa como broncodilatador, antiasmático y anticatarral.

Las infecciones respiratorias, generalmente requieren de asistencia especializada. Cumplir con las indicaciones específicas ante una crisis es tan necesario, como mantener un tratamiento preventivo y permanente que debe ser evaluado de forma regular por los especialistas.
Un buen diagnóstico y tratamiento puede controlar la enfermedad, y les permitirá a los pacientes disfrutar de una mejor calidad de vida.

(Visitado 24 veces, 1 visitas hoy)

Odalys Molina Espinosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *