Normas que promueven la calidad

La normalización es una disciplina de gran impacto en las economías, ya que es una herramienta de apoyo a la oferta de productos y servicios competitivos, seguros y eficientes. A través de las normas se contribuye al mejoramiento de la salud y seguridad del consumidor, la conservación del medio ambiente y la promoción de una cultura de la calidad para alcanzar el buen vivir.

Estos son documentos establecidos por consenso y aprobados por un organismo reconocido que proporcionan un uso común y repetido, reglas, directrices o características para actividades o bien para sus resultados y están orientadas a promover el máximo beneficio de la comunidad

La actividad de Normalización, Metrología y Calidad en Cuba es fruto de la institucionalización que se realizó desde los primeros años de la Revolución, y en la cual tuvo una labor indispensable el Che.

 Para la economía cubana es fundamental en aras del ordenamiento de las actividades económicas,  la mejora de la calidad de los productos,  facilita la comunicación comercial, mejorando la relación entre la oferta y la demanda.

Según un reciente estudio de la Organización Internacional de Normalización (ISO)las normas facilitan las exportaciones de bienes y productos, actuando como pasaportes de calidad, que abren mercados: El 80% de la comercialización mundial  depende de estos documentos.

Las normas también abren la puerta a una mayor variedad de productos y servicios. Ayudan a aumentar la competencia y a fomentar la innovación.

En la actualidad son muchos los beneficios de la normalización. Entre los que  se incluyen mejorar la eficiencia productiva, la especialización de la mano de obra, así como utilizar mejor los espacios de almacenamiento. De igual forma  para los consumidores o usuarios: les facilita el acceso a datos técnicos, la formulación de pedidos y conocer los requisitos cuyo cumplimiento se debe evaluar en un producto o servicio dado.

Las normas son el lenguaje común del mundo. Con ellas las ciudades son más inteligentes. Apoyemos su uso en todos los sectores de la sociedad y así la convivencia será más justa para todos.

Por Yelenis Fernández García

(Visited 47 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *