No a la vulgaridad, pero todos somos CUBA

El triunfo del equipo de béisbol de Las Tunas sobre el conjunto de los Industriales, perteneciente a los play off de esta 57 Serie Nacional, ha traído alegría para unos y congoja para otros.

Pero también ha hecho reflexionar a quienes abogamos por la mesura y el buen comportamiento. Acerca de este asunto, es oportuno reflejar las acotaciones del comentarista de una televisora  con alcance nacional, en relación con frases  inoportunas de los aficionados tuneros hacia el equipo azul, mientras se ejecutaba el séptimo juego.

Este hecho hizo que el comentarista capitalino se pronunciara contra los tuneros de manera peyorativa en una emisión televisiva del Canal Habana el 17 de enero, pues con demeritar a un grupo, en una misma cesta echó a todos. ¡Incorrecto! Cuando la ética flaquea suceden estos lamentables hechos.

Al calor de un juego tan dramático como el que tuvo lugar, se dicen muchas palabras y frases desagradables y hasta ofensivas. A nombre de todo el que no tuvo que ver con el asunto y hasta de los involucrados, pido disculpas, pero no dejemos a un lado tampoco que cuando los tuneros han ido a jugar al Latino también han recibido injurias.

Es indudable, que el comentarista capitalino no fue testigo de la ovación que los trabajadores del Hotel Las Tunas brindaron al equipo de Industriales por la recompensa de habernos honrado con su presencia en el estadio Julio Antonio Mella y haberle dado tanto colorido a la 57 serie Nacional de Béisbol.

Todos somos de Cuba y todos somos CUBA. No olvidemos que la capital se beneficia con el esfuerzo y el talento de muchos provincianos en diferentes sectores de la economía y los servicios. Desdeñar a cualquier provincia o lugar del “interior” es un error, porque podríamos estar en contra de personas de gran valía que nada tienen que ver con la grosería y la vulgaridad expresadas en un momento como ese.

Que este incidente sirva de lección para quienes  tenemos la posibilidad de tener la palabra como baluarte. Para quienes deben ser imparciales y la pasión los desvirtúa.

Por Damaris Zamora Escanell

(Visitado 59 veces, 1 visitas hoy)

Yelenis Fernández García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *