La televisión cubana pionera en América Latina y el Caribe

Cuba tiene el mérito de ser pionera en las transmisiones de la televisión, en el área del América Latina y el Caribe, en lo que a dramaturgia televisiva se refiere.

Nuestro país fue uno de los más avanzados que no solo sostuvieron tempranamente este tipo de producciones, sino que se anticiparon en lo que a una estética, un estilo y un método se refiere; además contribuyeron en la formación de profesionales en la región, con la Escuela de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, en la capital del país.

Claro, en esos inicios, en medio de un sistema capitalista que imperaba en la isla, fue muy difícil mostrar el panorama del país fehacientemente, solo la publicidad, los comerciales en función de las leyes de oferta y la demanda, y la política tenían cabida en los materiales televisivos de esos años.

Aunque no es hasta el primero de enero de 1959 que comienza la verdadera transformación en los medios de comunicación en Cuba y por supuesto la TV no se queda detrás.

En Santiago de Cuba se funda el canal Tele Rebelde y poco a poco en todas las provincias se crean telecentros y corresponsalías de televisión. Esa metamorfosis necesitó de profesionales capaces de enfrentar la tarea, en un comienzo provenientes de la radio, y posteriormente periodistas especializados.

La generación revolucionaria de la década del cincuenta supo, siempre que le fue posible, aprovechar cualquier brecha o resquicio en la prensa al servicio de los grandes intereses económicos y políticos para exponer sus programas e ideas, aparte de darse a la tarea de crear medios de comunicación propia, clandestina por lo general.

Ese riguroso ejercicio comenzó a practicarse en Cuba el 24 de octubre de 1950 con la salida al aire del canal  4. Surge así la posibilidad  de reflejar la realidad a través de la imagen y el sonido, es decir la televisión.

Nuestro país  posee hoy uno de los mayores sistemas televisivos de servicio público en Ibero América y esta actividad se espera cada día por miles de cubanos ávidos de entretenimiento, información o simplemente disfrutar del deporte nacional.

El audiovisual cubano es sin dudas una mescla de imágenes, sonidos, conceptos, formas, ideas y sentimientos. Una razón de ser de los profesionales que laboramos en este medio, entre los que están los técnicos, obreros, especialistas y empleados que los apoyan; así como para los técnicos de Radio Cuba.

TunasVisión el canal territorial de  Las Tunas, es uno de los que integran este sistema en la nación. Un colectivo que sobresale por la factura de su programación y los materiales informativos que realiza.

Los lauros hablan del empeño de sus trabajadores, desde sus inicios en septiembre de 1984 cuando se crea la corresponsalía de televisión con José Lobón y Valentín Barbuena  como camarógrafos; Ramón Acosta técnico; Isidro Rodríguez luminotécnico y chofer; Jorge Naranjo Rosabal como periodista y Joel Lachateneraigs Popa como jefe de la misma.

Cada martes y viernes debían trasladarse hacia en el telecentro de Holguín los materiales periodísticos para la edición. No es hasta el 30 de octubre de 1999 que el territorio tunero cuenta con su propio canal: TunasVisión.

La televisión cubana cumple 68 años de sus primeras transmisiones. Aquel juego de béisbol que estrenó la señal y llegó a muchos hogares para quedarse. Esa es la base de la  profesionalidad y el deseo que se conjugan hoy en el arte de la pantalla chica.

Por Yelenis Fernández García

(Visitado 13 veces, 1 visitas hoy)

Yelenis Fernández García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *