Todos somos héroes por el ozono

Todos somos héroes por el ozono.

El 2017 es especial en el tema de la preservación de la capa de ozono, pues marca el 30 aniversario del Protocolo de Montreal, el acuerdo internacional que ha llevado a la eliminación de más del 99 por ciento de los productos químicos que agotan el ozono y ha contribuido significativamente a la mitigación del cambio climático.

Este 16 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, conmemoración que se viene dando desde que la Organización de las Naciones Unidas, así lo ratificó en 1995 por iniciativa de la cancillería de Venezuela, después de acoger la propuesta del ambientalista Erick Quiroga.

La necesidad de resguardar la capa de ozono, que es la encargada de protegernos de la radiación de los rayos Ultra Violetas(UV), viene desde 1987; cuando se realizó la proclamación del Protocolo de Montreal. El acuerdo obtuvo el apoyo de 197 países, en un esfuerzo verdaderamente global para hacer cambios para un bien mayor. A partir de hoy, la capa de ozono está mostrando signos de curación y en previsión de recuperarse a mediados del siglo.

Es por eso que el lema elegido por Naciones Unidas para la ocasión es “Al cuidado de la vida en el planeta. Todos somos héroes por el ozono”. Esta tarea es de todos. La responsabilidad de la reforestación, de no emitir gases que contaminen es la forma que tenemos los habitantes del planeta de cooperar desde cada comunidad que vivimos.

En estos momentos, en la provincia de Las Tunas, ubicada al oriente de la isla de Cuba se lleva a cabo un programa que impulsa desde las edades tempranas el amor por la naturaleza, el cuidado del medio ambiente, no arrojar desechos sólidos en las playas y principalmente la siembra de árboles. La reforestación es una prioridad de los cubanos, pues cada nueva planta representa un impacto tremendo como aporte de oxígeno permanente.

Según los científicos, los daños causados por el hombre son tales que la capa de ozono sólo podría recuperar su estado normal en 2075. Los principales responsables del agujero en la capa de ozono, son los gases clorofluorocarbonos (CFC) -que eran utilizados como refrigerantes y gas propulsor de aerosoles- y fueron proscritos por el Protocolo de Montreal de 1987; pero pueden mantenerse en la atmósfera durante muchos años.

El objetivo del estado cubano es contribuir a que el ozono no se siga dañando para proteger a la tierra de los nocivos rayos ultravioleta del sol, que pueden provocar quemaduras, lesiones oculares, cáncer de piel y lo más importante la existencia de la especia humana en la tierra. Para ello tres elementos conclusivos: la concientización del problema; acciones que detengan el fenómeno y por último la necesidad de prevenir sucesos mayores para los próximos años.

La capa de ozono es una franja frágil de gas que protege la Tierra de los efectos nocivos de los rayos solares, contribuyendo así a preservar la vida en el planeta. Sin embargo, la utilización durante años de ciertos productos químicos la dañaron, poniendo en peligro nuestra propia existencia y la del resto de seres vivos del planeta.

Un esfuerzo internacional conjunto ha permitido la eliminación y reducción del uso de sustancias que agotaban la capa de ozono, ayudando no solo a protegerla para la generación actual y las venideras, sino también a mejorar los resultados de las iniciativas dirigidas a afrontar al cambio climático. Esos esfuerzos han protegido asimismo la salud humana y los ecosistemas reduciendo

Por Yelenis Fernández García

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *