Se nos va el tiempo y no nos percatamos

Normalmente somos víctimas de relaciones en el tiempo que no tienen explicación. Cuando nos encontramos en un suceso agradable, el tiempo pasa desapercibido delante de nuestros ojos haciéndose estos momentos extremadamente cortos. También cuando nos encontramos a la espera de algo o en circunstancias difíciles el tiempo se nos alarga indefinidamente haciendo parecer un minuto, décadas.

Según la revista Amazings, el equipo de Sofia Soares, Bassam V. Atallah y Joseph J. Paton, de la Fundación Champalimaud en Lisboa, Portugal, monitoreó el comportamiento de neuronas localizadas en el cerebro de ratones. Estas inducían a los animales a subestimar el espacio tiempo o a su vez sobreestimarlo enmarcados en un mismo período de tiempo.

Los autores de esta investigación constataron que, si se les provocaba un estímulo a estas neuronas, la tendencia de los ratones era a subestimar el tiempo; y al silenciarlas, la tendencia era contraria a esta manifestación.

Así era la primera vez que se detecta modulación de la red neuronal que provoca la estimación del paso del tiempo. Estos resultados ofrecen una respuesta neurobiológica a la pregunta de cómo el cerebro realiza las estimaciones de las variables del tiempo.

Por Gianny Peña Apiau

(Visited 7 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *