El planeta bate docena de récords históricos de calor en 7 días

La semana transcurrida desde el 28 de junio ha estado marcada por un bochorno sin precedentes, en décadas, para varios países del hemisferio septentrional.

Distintas regiones del hemisferio norte del planeta han estado expuestas a una onda de calor extremo desde finales de junio. Las temperaturas en los últimos siete días batieron varios récords meteorológicos acumulados en décadas de monitoreo. Entre los países afectados por el bochorno destacan Armenia, Azerbaiyán, Canadá, Estados Unidos, Irlanda, Omán, Reino Unido y Rusia.

América del Norte

La ciudad estadounidense de Denver, capital del estado de Colorado, fijó el 28 de junio su récord absoluto de todos los tiempos, al ascender allí la temperatura del aire hasta los 40,5º Celsius, según informa el periódico The Washington Post.

Burlington, la ciudad más grande de Vermont, registró la temperatura mínima más alta para esta época del año, con 26,7º el día 2 de julio.

El calor ha matado a más de 10 personas en la segunda ciudad más poblada de Canadá, Montreal, según CTV News. Allí las temperaturas han oscilado en torno a 35º grados durante varios días, con una máxima en el aire de 36,6º el 2 de julio. A medianoche la ciudad se ha visto expuesta a una combinación más extrema de calor y humedad.
Ottawa, la capital canadiense, también registró esta clase de combinación, con nivel máximo el 1 de julio.

Europa

Escocia (Reino Unido) reportó haber vivido un calor inusual el 28 de junio, con 31,9º Celsius en la ciudad de Glasgow y un récord absoluto de 33,2º pocos kilómetros más al sur, en Motherwell. La capital de Irlanda del Norte, Belfast, vivió su récord histórico de 29,5º ese mismo día, y el máximo para Castlederg fue alcanzado un día después, el 29 de junio: 30,1º.

En Rusia, un récord absoluto para los 137 años de monitoreo meteorológico fue batido el 2 de julio en la ciudad de Astracán, donde el aire se calentó hasta los 40,6º centígrados. El anterior había sido registrado en 1991, recuerda TASS: 40,3º.

Una de las ciudades anfitrionas del Mundial de fútbol Rusia 2018, Samara, también se vio afectada por el drástico ascenso de temperaturas. El máximo urbano de este martes batió el record de hace 64 años, al registrar 36,5º. En las afueras, la temperatura ascendió ese mismo día a 39,5º: casi un grado Celsius más que el récord mantenido desde 1931, según detalla el diario Kommersant.

Asia

Bakú —la capital de Azerbaiyán— y sus afueras registraron temperaturas récord de 43-44 grados el 1 de julio, batiendo el máximo absoluto de agosto del año pasado, que se estableció en 41,5º, según informa la agencia de noticias Report.

Armenia, un país colindante con el estado azerí, registró el récord histórico para julio el día 2 de este mes: 42º Celsius en Yereván.

La ciudad de Quriyat, en Omán, vivió el 28 de julio la noche más bochornosa jamás vista en la Tierra en esas fechas, con una temperatura mínima de 42,6º centígrados.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *