Periodistas mexicanos protestan contra crímenes

MÉXICO.-Comunicadores mexicanos protagonizaron ayer una protesta en esta capital en repudio a los asesinatos contra el gremio, que el lunes perdió de forma violenta al periodista Javier Valdéz.

Reporteros, fotógrafos, camarógrafos, entre otros profesionales de diferentes organizaciones periodísticas reclamaron en el monumento al Ángel de la Independencia, en el emblemático Paseo de la Reforma, el fin de la impunidad de los crímenes contra el gremio.

También medios radiofónicos reportaron movilizaciones en varias localidades del país.

Por su parte, con la consigna, «#Nos están matando» los comunicadores de ese país se pronunciaron en rechazo al asesinato de Valdéz en la ciudad de Culiacán, estado de Sinaloa.

Valdéz trabajaba en el diario Ríodoce, en Culiacán, y se destacaba por sus investigaciones, incluso libros, sobre el azote de los grupos criminales asociados al tráfico de drogas.

Era también corresponsal del diario nacional La Jornada, cuya corresponsal en Chihuahua también fue asesinada en abril frente a su hijo por sicarios del crimen organizado, refirió Prensa Latina.

Por su parte, desde Sinaloa también se reportaron diversas marchas por parte de reporteros y agrupaciones de la sociedad civil.

En diversas pancartas, se advirtió que México es el tercer país más peligroso para ejercer el Periodismo, en lo que ha influenciado los asesinatos de seis periodistas en lo que va del año y la falta de esclarecimiento de los homicidios.

Por ello se grita «¡No al silencio!», informó La Jornada.

El portal digital de noticias Noroeste no publicó ninguna información, sin embargo difundió: «Matar a un periodista es confirmar que no hay libertad de expresión, que se cancela el derecho de cada mexicano a saber lo que pasa en nuestro país».

En la ciudad de Culiacán, con consignas de «¡Exigimos justicia, ni un periodista más!», reporteros y ciudadanos llegaron a la explanada de la Catedral para protestar contra el asesinato de Javier Valdéz.

La protesta de sus colegas va contra el gobierno federal y las autoridades estatales, cuando suman 126 comunicadores asesinados en México desde el 2000 a la fecha, amén de otros 20 en condición de desaparecidos, según datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

A principios de mayo Filiberto Álvarez, locutor de la estación de radio La Señal de Jojutla, en la zona sur del estado de Morelos, fue asesinado con al menos cinco balazos.

Luego murieron violentamente Max Rodríguez, periodista del Colectivo Pericú, de Baja California Sur, el 14 de abril; y Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada y colaboradora de Norte y El Diario de Chihuahua, de Chihuahua.
Ricardo Monlui Cabrera, director del diario El Político de Xalapa, El Político de Córdoba y el portal www.elpolitico.com.mx, de Veracruz, fue ultimado el 19 de marzo y Cecilio Pineda, colaborador de los diarios La Voz de Tierra Caliente y El Universal, entre otros medios de Ciudad de Altamirano, Guerrero, corrió igual suerte el 2 de marzo.

El presidente Enrique Peña Nieto calificó de indignante el crimen contra Javier Valdéz y dispuso que la Procuraduría General asuma la investigación del caso.

En un mensaje en su cuenta de la red social Twitter afirmó: «Reitero nuestro compromiso con la libertad de expresión y prensa, fundamentales para nuestra democracia».

Pero lo cierto es que los periodistas mueren a balazos en México y los responsables, en la mayor parte de los casos, nunca comparecen ante la justicia.

Tomado de Granma

(Visited 5 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *