Nos estamos quedamos sin armas contra las bacterias

A través de los años, luego de la generalización del uso de antibióticos, las bacterias han evolucionado dentro del organismo humano haciendo resistencia a los medicamentos, lo cual   complica cada vez más la cura de las afecciones provocadas por las mismas. De tal modo que existen cinco generaciones de cefalosporinas, medicamentos de gran potencia para el tratamiento de bacterias Gram Negativas y GRAM Positivas.

Según el centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), anualmente dos millones de personas contraen bacterias que son resistentes a cualquier dosis de antibióticos conocidos. De los afectados fallecen, producto de una complicación relacionada con estas bacterias, alrededor de unos 20 mil, llegando al punto de alarmar a las autoridades sanitarias del mundo.

Entre las precisiones realizadas al respecto, el Centro Europeo de Prevención de Enfermedades (ECDC) publicó datos de esta problemática que ilustran el desconcierto de los científicos ante el incremento tan drástico que han tenido las bacterias resistentes. Es un tema que se estudia profundamente, pero solo se tienen luces y sombras, según los propios investigadores y especialistas.

De todas estas bacterias la de mayor preocupación es la Klebsiella pneumoniae. La misma se clasifica como bacteria oportunista pues ataca a personas hospitalizadas dando lugar a nuevas complicaciones secundarias al origen de su internación. La resistencia de la misma a la familia de antibióticos carbepenemas, ha aumentado en tan solo 3 años de un 6,2% a un 8,1%, pronosticándose un incremento para los años futuros.  

El Comisario Europeo de Salud Vytenis Andriukaitis afirmó: “Si no lo resolvemos, podemos volver a una época donde las operaciones médicas más simples no eran posibles, menos aún trasplantes de órganos, quimioterapia o cuidados intensivos”.

Todavía no nos encontramos en un clímax brutal con bacterias fuera de control, pero se trata de un interés mundial, por lo que debemos centrar ideas y aunar esfuerzos y recursos para combatir las bacterias resistentes a los antibióticos.

Por Gianny Peña Apiau

(Visited 3 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *