Maduro: “Desde la Casa Blanca se preparan para asesinarme”

El presidente venezolano informó en una rueda de prensa sobre los entrenamientos a mercenarios en Colombia y EE.UU. para desarrollar acciones contra Venezuela.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció este miércoles que posee información de un plan para asesinarlo, que se prepara desde la Casa Blanca, sede del Gobierno estadounidense.

“Desde la Casa Blanca se prepara un plan para violentar la paz, para asesinarme”, expresó el mandatario venezolano en una rueda de prensa.

Maduro responsabilizó a John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense Donald Trump, de dirigir el plan en su contra  “para llenar de violencia el país y derrocar mi Gobierno”.

Según datos que manejan los cuerpos de inteligencia venezolanos, Bolton ha sido designado “para instalar un consejo de Gobierno transitorio en Venezuela”, luego de un Golpe de Estado.

Intento de magnicidio

Maduro responsabilizó al funcionario estadounidense de poseer información y autorizar el atentado fallido en su contra, el pasado 4 de agosto. Además de proteger a sus autores intelectuales que se encuentran en Florida, en EE.UU.

“No tengo dudas de que el dron que lanzaron para matarme lo prepararon en Colombia, bajo la supervisión del ex presidente Juan Manuel Santos bajo las órdenes directas de la Casa Blanca”, agregó.

Entrenamientos en Colombia

Maduro aseveró que según los datos cruzados que maneja su Gobierno, se “preparan fuerzas mercenarias” para asesinarlo e “Iván Duque, presidente de Colombia, es cómplice”.

El presidente suramericano dio a conocer que en el municipio Tona, en norte del departamento colombiano de Santander, “se entrena un grupo paramilitar denominado G-8”, compuesto por 774 mercenarios entre colombianos y venezolanos.

Maduro mostró la imagen satelital de la ‘Base aérea de Tolemaida’, en el departamento colombiano del Tolima, en el centro oeste de ese país, y manifestó que allí se entrena “otro grupo de mercenarios para atacar a Venezuela”.

Según las información de varias fuentes internacionales que se han comunicado con el Gobierno de Maduro, se busca generar acciones de ‘falsos positivos’ y ‘operaciones de bandera falsa‘ para simular ataques de fuerzas militares venezolanas a Colombia e “iniciar una escalada violenta que confunda a la opinión pública” y “justifique acciones contra Venezuela”.

El presidente latinoamericano refirió que según las referencias que manejan las autoridades de inteligencia venezolanas, el plan contemplaría ataques a bases militares de los estados Zulia, Táchira, Apure, Amazonas por grupos dotados de uniformes falsos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y del Ejército.

Operaciones desde EE.UU.

El mandatario venezolano reveló que posee informes donde se afirma que desde EE.UU. se ha aumentado de 40 a 120 millones de dólares el monto de las partidas secretas “dedicadas al soborno y quiebre de oficiales venezolanos” para causar “un disturbio militar“.

Manifestó que maneja información de un entrenamiento de grupos de comando en las bases de la Fuerza Aérea estadounidense que atacaría las bases venezolanas situadas los estados  Aragua, Carabobo y Anzoátegui.

Frente a estos planes, que denunció ante los medios de comunicación, instó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a “estar preparada para neutralizar cualquier intento de magnicidio o atentado contra la paz”.

“El complot debe cesar”

Maduro pidió a Washington “cesar en sus campañas y sus planes contra la paz en Venezuela” e ratificó la voluntad de su Gobierno de mantener  relaciones internacionales “basadas en el respeto” y a dialogar con Trump.

En su rueda de prensa el mandatario latinoamericano ratificó catalogó de “muy grave” la denuncia que hizo sobre los planes en su contra. “Si en EE.UU. hubiera justicia, el Congreso debería investigar”.

El jefe de Estado venezolano pidió a su canciller, Jorge Arreaza, que “por última vez” sostuviera una reunión con el encargado de negocios estadounidense en Venezuela, James Story, “para ponerle los puntos claros” debido a que Caracas considera que se inmiscuye en sus asuntos internos.

Negativa de Brasil

Durante su intervención, Maduro también hizo referencia a las declaraciones en contra de sus país del próximo vicepresidente brasileño, Hamilton Mourão, quien ha dicho que  “en cualquier momento habrá un golpe de Estado” en Venezuela, según Valor Económico.

“Nadie en Brasil quiere que el gobierno entrante de Jair Bolsonaro, se meta en una aventura militar contra el pueblo de Venezuela”, expresó el mandatario venezolano.

“Decir que una fuerza militar brasileña va a entrar en Venezuela es cosa de locos. ¿Qué creen?, ¿que este país no tiene quien lo defienda, que no tiene pueblo y que no tiene Fuerza Armada?”, se preguntó Maduro.

Tomado de Rusia Today

(Visited 2 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *