Las mujeres iniciaron el intercambio cultural en la Europa de hace cuatro milenios

Según la revista PNAS, un grupo de científicos de la Universidad de Munich analizó genéticamente isotópicos y realizó evaluaciones arqueológicas en restos de 84 individuos hallados en esa zona indican que la mayoría de las mujeres provenían de fuera, probablemente de Bohemia o Alemania central, mientras que los hombres generalmente permanecían en la región de su nacimiento.

 

Dicho comportamiento combinado con la movilidad de las mujeres individuales no fue un fenómeno temporal, pues persistió a lo largo de 800 años durante el Neolítico de la Edad de Bronce. Los individuos fueron enterrados entre el 2.500 y 1.650 a.C. en cementerios que contenía entre una y varias docenas de enterramientos realizados durante un período de varias generaciones.

 

Según el análisis de las proporciones de isótopos de estroncio en molares –un elemento similar al calcio que permite sacar conclusiones sobre el origen de las personas– los estudiosos pudieron constatar que la mayoría de las mujeres no provenían de la región.

 

Desde un punto de vista arqueológico, esta nueva perspectiva demuestra la importancia de la movilidad femenina para el intercambio cultural en esta edad.

 

Los científicos creen que esto desempeño un papel importante en el intercambio de objetos culturales e ideas. Dicho intercambio favoreció en gran medida la Edad de Bronce promoviendo el desarrollo de nuevas tecnologías.

Por Gianny Peña Apiau

(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *