La reforma constitucional una prioridad para la nación cubana

El pueblo cubano camina hacia una reforma constitucional. Este será un proceso que será amplio y trascendental y constituye un momento significativo de la historia de la nación.

Es necesario reformar este texto que es la ley fundamental  sobre la cual se asienta el Estado y permite garantizar los derechos y deberes de los ciudadanos.

En entrevistas con algunos tuneros pudimos constatar que es necesario ampliar nuestros conocimientos sobre ese texto. Los criterios se dirigen hacia la redacción del anteproyecto que se presentará a  la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

Otros planteamientos valoran la necesidad de realizar estas modificaciones ahora con los cambios en el modelo económico y social del país. Además implementar una estructura estatal acorde con los tiempos actuales, todo ello en consonancia con los acuerdos aprobados en el Sexto y Séptimo congresos del Partido Comunista de Cuba.

Sin duda en el actual escenario de cambios, también resulta esencial reconocer otras formas de propiedad, además de incorporar al texto constitucional contenidos de tratados y protocolos internacionales que en materia de derechos de los ciudadanos fueron suscritos por Cuba en los últimos años, bajo el precepto de igualdad entre las personas, sin discriminación de ningún tipo.

Es importante reflexionar sobre este documento jurídico-político que traza las líneas legislativas para el resto de las normas que involucran a todos los sectores de la sociedad. En este sentido es preciso exponer  lo dicho en el Parlamento de limitar a dos los períodos de mandato de los cargos fundamentales de la nación, debería quedar plasmado en la nueva Ley de leyes.

Nuestra actual Carta Magna, en su artículo 137, establece que la ANPP es el único órgano facultado para modificarla mediante acuerdo adoptado -en votación nominal, por una mayoría no inferior a las dos terceras partes del número total de sus integrantes- excepto en lo que se refiere al sistema político, social y económico, cuyo carácter irrevocable lo estipula el artículo 3 del Capítulo I, y la prohibición de negociar bajo agresión, amenaza o coerción de una potencia extranjera, como se dispone en el artículo 11.

Para recoger en la Constitución las transformaciones socioeconómicas realizadas en el país en todos estos años, así como implementar una estructura estatal acorde con los tiempos actuales, todo ello en consonancia con los acuerdos aprobados en el 6to y 7mo congresos del Partido Comunista de Cuba, fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado.

Por ello el enriquecimiento de este anteproyecto tendrá un momento singular que en otros países no se realiza una consulta popular que estará encabezado por  debates en los barrios y centros de trabajo como muestra de participación y democracia popular, poco común en el mundo, máxime cuando se revisa lo sucedido en procesos constituyentes similares en otras naciones.

Cada una de las opiniones y propuestas serán valoradas por la comisión parlamentaria. Un proyecto de Constitución actualizado como resultado de ese proceso volverá a la Asamblea Nacional, se discutirá nuevamente y el texto será sometido a ratificación en referendo popular mediante el voto directo y secreto de cada ciudadano.

Este es un método de participación ciudadana mediante el cual el pueblo puede aprobar o rechazar una ley u otra disposición jurídica a través del sufragio. Cuando se realice el referendo, cada ciudadano cubano tendrá la oportunidad de votar por la aprobación de la nueva Constitución con una simple cruz en la casilla con el SI o el NO.

A nuestro juicio se trata de cambiar la Ley suprema del país para tener un Estado y Gobierno más funcional y moderno que vaya a la par de los cambios en la nación y como diría el Apóstol cubano, José Martí, contribuye a que la “ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

Por Yelenis Fernández García

(Visited 7 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *