Jesús Suárez Gayol, a 51 años de su caída en combate

Muchas son las motivaciones de las cubanas y de los cubanos para honrar la historia y ser dignos herederos de nuestras tradiciones de lucha, esas que fueron legadas por los héroes y mártires de nuestras gestas libertarias.

Motivados por el Aniversario 51 de la caída en combate de Jesús Suárez Gayol hoy 10 de abril, docentes de la Escuela Provincial del Partido Jesús Suárez Gayol,de la provincia de Las Tunas junto a los de otros territorios como Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba, realizaron el evento científico La Dirección Política de la Sociedad en el período histórico de construcción socialista.

Eventos como estos  corroboran las palabras de nuestro líder histórico Fide Castro Ruz cuando expresó “Hay un tipo de instrucción revolucionaria que tenemos que aprender todos los días, y es la del trabajo, es la de la disciplina, es la de la vida. Esa es la escuela donde tienen que formarse los comunistas.”

Jesús Suarez Gayol, mártir cuyo nombre llevan varias instituciones tuneras, enorgullece a los pobladores de este oriental territorio por ser la primera sangre cubana derramada en tierras bolivarianas y ejemplo imperecedero de revolucionario consagrado y cubano. Combatiente internacionalista cubano, miembro del Movimiento 26 de Julio y uno de los hombres de la guerrilla del Che en Bolivia, conocido como el Rubio.

Cuba continua trabajando por recuperar los restos del internacionalista Jesús Suárez Gayol, El Rubio, único de los cubanos integrantes de la guerrilla del Comandante Ernesto Che Guevara en Bolivia sin encontrar.

10 de abril de 1967. Otro día para la guerrilla, y parecía que la mañana iba a ser de pocos acontecimientos. Menuda sorpresa se llevaron cuando le avisaron a la tropa que 15 soldados estaban llegando río abajo. No quedaba otra cosa que prepararse. Y esperar.

«Pronto llegaron las primeras noticias, con un saldo desagradable: El Rubio, Jesús Suárez Gayol, estaba herido de muerte. Y muerto llegó a nuestro campamento», cuenta el Che en su diario en Bolivia.

Al informar de la llegada de los 15 soldados, el boliviano Guido Peredo Leigue (Inti) pasó por donde estaba El Rubio y observó que este estaba en muy mala posición, pues era claramente visible desde el río. Los soldados avanzaban sin mayores precauciones pero explorando las márgenes en busca de sendas y por una de estas se internaron chocando con Israel Reyes Zayas (Braulio) o Antonio Jiménez Tardío (Pedro), antes de penetrar en la emboscada. «El fuego duró unos segundos, quedando sobre el terreno un muerto y tres heridos, más seis prisioneros; al rato cayó también un suboficial y se escaparon cuatro».

Junto a un herido encontraron al Rubio, ya agonizante. Sobre el suceso el Guerrillero Heroico escribió el mismo día: “Encontraron al Rubio ya agonizante, su garand estaba trabado y una granada, con la espoleta suelta, pero sin estallar, estaba a su lado”.

A 51 años de su desaparición física es importante reflexionar sobre el legado político para las actuales y futuras generaciones de este héroe de la Revolución cubana y latinoamericana.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *