Fósiles de ballenas y leones marinos

Apuntes de Amazings indican que investigadores del departamento de Geología de la Universidad de Jaén, España, han descubierto restos fósiles pertenecientes al período Mioceno Superior. Dicho estudio tuvo sus inicios en marzo del 2013, en las proximidades del Arroyo Escobar.

Este lugar posee un cauce de difícil acceso en el que afloraban frecuentemente restos fósiles, lo cuales eran estudiados en condiciones precarias por las abundantes y habituales crecientes.  Para esto el grupo de geólogos tomó como medida contextualizar el lugar de los hallazgos de los restos de mamíferos.

El objetivo de esto era realizar una reconstrucción paleoambiental de estos depósitos, partiendo de sedimentos, trazas fósiles y de asociaciones fósiles de macroivertebrados. Gracias a ellos, pudieron localizar varias costillas, extremidades y un cráneo de ballena, costillas de sirénidos, una parte de la caja torácica de león marino, algunos dientes de tiburón y numerosas conchas.

El interés de la investigación radicaba en la escasez de hallazgos fósiles de mamíferos marinos en AndaLucía.  Esto ayudó a recrear las condiciones ambientales en esta zona por ser en aquel entonces la Depresión de Guadalquivir una de las principales conexiones del Mediterráneo con el Atlántico.

El esparcimiento de los restos de los cetáceos, se presume no por el movimiento o arrastre de las corrientes, sino por la acción predadora y carroñera de otros organismos. Lo que podría coincidir con las presas de los tiburones gigantes conocidos como Carcharocles megalodón ya que se enmarcan en el mismo contexto histórico de hace unos 10 millones de años atrás.

Por Gianny Peña Apiau

(Visited 9 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *