Exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glass se declara en huelga de hambre: “Este es un grito al mundo”

El exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glass, detenido desde octubre de 2017, se ha declarado en huelga de hambre por las condiciones en que se le priva de libertad y el traslado de cárcel al que fue sometido sin motivo. “El mundo no puede ser indolente a la persecución política contra todo líder progresista en Latinoamérica”, afirma en un mensaje que reproduce Cubadebate.

Su abogado, Eduardo Franco Loor, alertó sobre las condiciones “deplorables e infrahumanas” en que se encuentra Glass.

En un tuit, Franco Loor? responsabilizó a las autoridades por la seguridad física y por la vida de Glass, sentenciado a seis años de prisión por el supuesto delito de corrupción vinculado con la constructora brasileña Odebrecht.

Glass, dijo a periodistas el abogado, “se encuentra en un estado delicado de salud”.

“Tiene en este momento una gastritis crónica muy severa, se encuentra afiebrado, se encuentra con una presión arterial una hipertensión muy acentuada y fundamentalmente en el traslado que se hizo desde Quito aproximadamente a las siete de la noche a Riobam…, a Latacunga, no se le permitió llevar la medicación que toma en la mañana en la tarde y en la noche”, afirmó.

El gobierno de Lenin Moreno informó el domingo que Glass fue llevado desde la Cárcel 4 de Quito, de mínima seguridad, hasta la cárcel de Latacunga, por razones de seguridad.

Sin embargo, su abogado advirtió que las autoridades debieron avisar “con al menos 48 horas del cambio de centro penitenciario”. Denunció este lunes que el traslado “violenta su derecho de inmediación, toda vez que el proceso se encuentra en Recurso de Casación” y agregó que no había podido tener comunicación son su familia ni su defensa.

Mensaje de Jorge Glass:

Ciudadanos del mundo.

Soy un preso político. Por el odio sin límites me han trasladado de cárcel sin motivo, sólo por humillarme, sólo por venganza. Mi vida corre peligro.

Alguien en el mundo debe hacer algo, la Santa Sede, la ONU, la OEA, la Corte Interamericana, la Corte de la Haya, Juristas del mundo, Organismos de defensa de los derechos humanos.

La judicialización de la política debe ser considerada un delito de lesa humanidad. Usan delitos como la asociación ilícita, para sentenciar sin pruebas.

Para que entidades y juristas del mundo vengan a Ecuador a ver lo que pasa, un país con un Contralor sin nombramiento, Fiscal “encargado” designado a dedo, un Consejo de la Judicatura puesto a dedo.

Pido al mundo que venga a revisar mi caso, el de Rafael Correa, y otros compañeros. Alguien debe parar esta carnicería política.

Me declaro en huelga de hambre indefinida, hasta que vengan a ver lo que pasa en Ecuador.

¡Paren la carnicería política!

El mundo no puede ser indolente a la persecución política contra todo líder progresista en Latinoamérica.

¡Ya Basta!

Lo hago por mí, y por mis compañeros.

Este es un grito al mundo. Soy una persona, tengo familia, están violando todos mis derechos humanos.

Lamento mucho el dolor que causo a mi familia con esta decisión, pero hay causas por las que vale la pena morir.

¡Hasta la victoria siempre!

Jorge Glas Espinel.

Tomado de Cubadebate

(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *