Diputados avalan intervención militar en Río decretada por Temer

Por mayoría de votos, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó hoy el decreto del presidente, Michel Temer, que dispone la intervención federal de Rio de Janeiro bajo el comando del General Walter Souza Braga Netto.

Cerca de las 02:30 (hora local), y tras más de seis horas de discusión, 340 legisladores respaldaron la medida extrema, 72 votaron en contra y uno se abstuvo, con lo cual ahora resta solo el visto bueno del Senado Federal, que discutirá este martes el tema.

Al fundamentar la necesidad de refrendar el decreto presidencial emitido el pasado día 16, la relatora Laura Carneiro, del gobernante partido del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), reiteró que se trata de una medida excepcional de supresión de la autonomía de un ente federativo con el objetivo de preservar la soberanía del Estado.

Catalogó la disposición como un ‘tratamiento de choque indispensable’ cuya aplicación, alertó, no será una panacea y reclamó que ‘sin el aporte significativo de recursos federales la intervención no conseguirá alcanzar mínimamente sus objetivos’.

Legisladores de la oposición, en tanto, insistieron en que la decisión de Temer de intervenir la seguridad púbica de Río no pasa de ser una medida politiquera, pirotécnica y con claros propósitos electoreros, y criticaron con fuerza la ausencia de planificación de la misma.

La intervención, que no tendría que ser necesariamente militar, es solo una cortina de humo tóxico, afirmó la diputada del Partido Comunista de Brasil (PCdoB) Alice Portugal, quien deploró también el anuncio del ministro de Defensa, Raúl Julgmann, de que en este proceso se emitirán incluso órdenes de búsqueda y captura colectiva.

Por su parte, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en esa Casa, Paulo Pimenta, significó que no existe en el mundo una experiencia exitosa del empleo de las fuerzas armadas para combatir el crimen organizado y señaló que por lo menos en otros 10 Estados brasileños los índices de violencia superan a los de Río de Janeiro.

Poco después de darse a conocer la resolución presidencial, a fines de la semana pasada, el PT afirmó en una declaración que el gobierno de Temer no está realmente preocupado con la seguridad de la población, sino con su sobrevivencia política.

Tras admitir que recibieron ‘con sorpresa y preocupación’ la medida, el PT y sus bancadas en el Senado y la Cámara advirtieron que esa decisión puede ser un paso peligroso para la consolidación y profundización de un estado de excepción en Brasil.

El texto llamó también la atención sobre el hecho que este ‘instrumento excepcionalísimo’, jamás aplicado desde la Constitución de 1988, requiere que se agoten todas las posibilidades de enfrentamiento de la crisis, ‘lo que claramente no ocurrió’.

No se puede obviar la relación entre el agravamiento de la crisis de seguridad allí y el debilitamiento del Estado, fallido por cuenta del grave ajuste fiscal promovido por el propio gobierno Temer e intensificado por el estadual, ambos liderados por el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), agregó el documento.

Escrito por  Prensa Latina

(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *