Descubren la peculiar manera de alimentarse de un gusano

Según relata Amazings, el investigador Jean-Bernard Caron, de la Universidad de Toronto y del Museo Real de Ontario (ROM), en Canadá, realizó la identificación de un pequeño depredador marino el cual se alimenta atrapando a sus presas con las espinas de su cabeza.

La identificación de este individuo se produjo basándose en 50 especímenes halladas con anterioridad en el yacimiento paleontológico de Burgess Shale en la Columbia Británica.

 

Este primitivo gusano nombrado Capinatator praetermissus posee en la corona de su cabeza compuesta por 50 espinas y una longitud en su cuerpo de 10 centímetros de largo. Los científicos estiman que vive desde hace unos 500 millones de años, por lo que antecede a los quetognatos de hoy en día.

Los últimos mencionados constituyen la mayor proporción del plancton mundial. Por lo que se evidenció este animal fue un depredador eficiente y con una visión escalofriante para muchas criaturas marinas más pequeñas.

Las espinas en su cabeza duplican la cantidad máxima de espinas existente en los quetognatos actuales. Esto le permitía capturar presas con bastante eficiencia mientras nadaba, mediante el cierre de las dos mitades de su conjunto de espinas, acercándolas entre sí.

Por Gianny Peña Apiau

(Visited 7 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *