CubaConf 2017, un puente para las tecnologías libres

Portátiles en mano, credenciales coloridas, espejuelos, vasos de café y muchos t-shirts geeks inundaron del sete al nueve de noviembre sendas de la céntrica calle habanera Obispo.

El Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana fue testigo, en esta segunda edición, de las tres jornadas de conferencias e intercambio internacional en el ámbito del software libre CubaConf, con la participación de delgados de 14 países y una representación nacional de exponentes y seguidores del opensource en Cuba, con el propósito de socializar experiencias y enriquecer la colaboración.

Cubaconf es una iniciativa que desde el 2016 se acerca al quehacer de pequeños proyectos que busquen aportar soluciones concretas, conocer las experiencias de las personas y organizaciones que trabajan con Software Libre y conversar acerca de cómo puede ayudar su implementación a países en vías de desarrollo.

La idea de hacer este evento vino de las experiencias en consorcios internacionales del ingeniero Jorge Batista Echevarría (PB), organizador general, quien, unido a un comité de escuderos integrado por Lily Pereira, Maikel Arias, Ernesto Menéndez, Hanoi Calvo, Michel Vega, Pablo Mestre, Armando Felipe Fuentes. Yenisey Espinel, Jessy Vidal, Leslie León, Adalberto Orta, hizo posible la hazaña de hacer coincidir muchos de los profesionales dedicados a las tecnologías libres de todo el orbe.

Momentos CubaConf 2017

Inyector de adrenalina, Cubaconf 2017. Foto: María Lucía Expósito / Cubadebate

Inyector de adrenalina, Cubaconf 2017. Foto: María Lucía Expósito / Cubadebate

Las temáticas, esta vez, estuvieron relacionadas con el trabajo con el Software el Libre en el ámbito de la seguridad informática, las soluciones empresariales, las comunidades virtuales de SWL en Cuba, MiniDebConference, las chicas en la tecnología, un torneo de videojuegos, laboratorios de hacking, mapeo y trabajo comunitario y otros espacios de socialización.

Unión de Informáticos de Cuba y su quehacer en la sociedad civil

La presidenta de la UIC, Aylin Flebes impartió una conferencia durante el evento. Foto: María Lucía Expósito / Cubadebate

La presidenta de la UIC, Aylin Febles, dialogó sobre el quehacer de la organización. Foto: María Lucía Expósito / Cubadebate

Aylín Febles, presidenta de la Unión de Informáticos de Cuba (UIC), dialogó sobre el quehacer de la organización, los estatutos y el código de ética, lo referido a políticas, leyes y formación académica en el campo del software libre unidas a las propuestas para las políticas públicas.

“Ha sido un año lleno de actividades y proyecciones de trabajo para la UIC. Encuentros de socialización tecnológica como los sábados de software, los intercambios en  materia de aplicaciones cubanas en el Hola Ola, Día de las niñas en la tecnología, el Día del Internet seguro en febrero, las tres jornadas anuales de las TICs, el Cibersociedad 2017 y otros espacios han sido cruciales para coincidir en espacios virtuales y reales, para potenciar la creatividad y determinar de igual forma la posición de Cuba en cuanto al uso del software libre”, precisó Febles.

Asimismo, se propició un debate sobre los requisitos necesarios para pertenecer a la organización, la capacitación y certificación, diseño de arquitectura de los servicios para facilitar la vinculación de los miembros con la organización, legitimación del  campo profesional y la incorporación a las comunidades de desarrollo a través de plataformas integrativas así como la colaboración con otros países como España y Canadá

“Contamos con 8000 miembros en la UIC, profesionales graduados de carreras afines y una representación de trabajadores no estatales, quienes abogamos por un acceso a Internet más abierto y para esto ya tenemos un acuerdo de colaboración con ETECSA. Pretendemos, de igual forma, recuperar la memoria histórica, sobre la informática en Cuba y expandirnos en los sectores academia, gobierno, empresa y proyectos no estatales”, ratificó la Presidenta de la organización.

Actualidad de los derechos digitales

Expositores de Cubaconf 2017. Foto: María Lucía Expósito / Cubadebate

Expositores de Cubaconf 2017. Foto: María Lucía Expósito / Cubadebate

Varios son los proyectos y campañas mundiales que abogan para hacer más asequibles  los derechos de copia en el ciberespacio. En aras de conferenciar acerca del tema, hubo un conversatorio en el plano de la inclusión de la gestión de derechos digitales (DRM) por sus siglas en inglés, dentro del estándar del HTML 5 por parte de la World Wide Web Consortium (W3C), un consorcio internacional que produce recomendaciones para la World Wide Web y cómo esta posición afecta a la comunidad de Software Libre y viola el acceso abierto a la cultura en la web.

Seguridad informática

En un mundo donde los códigos evolucionan constantemente está más que declarada la lucha contra el analfabetismo digital, por lo que se hacen vitales las formas de encontrar vulnerabilidades en la red. Los Peligros reales de la ciberdelincuencia son hoy factores de fallos en empresas y en contextos políticos y económicos. La charla acerca de una perspectiva contra ataques informáticos y el uso de Software Libre para contrarrestarlos, ofrecida por el mexicano Jacobo Nájera, ilustró la existencia de espacios virtuales de criminalización con mercados de debilidades que permiten a atacantes acceder a cuentas o accesos remotos.

“La web siempre será vulnerable, la diferencia está determinada por los mecanismos tecnosociales y un buen desarrollo de mecanismos de confianza para el desarrollo de la tecnología. En el caso de la web libre esta cuestión depende los estándares para usarla y la clave es mediar entre quien encuentre las vulnerabilidades y quien las compre”, explicó Nájera.

Hack Lab Almería

El programa de conferencias abrió con una retrospectiva de la experiencia de un modelo de guerrilla con el proyecto Hack Lab Almería, que cuenta con más de mil actividades desde 2014 y  parte de un manual de autoprogramación unido a las estrategia de trabajo en redes. A decir de su líder Ismael Olea, la idea es basa en concebir espacios megalocales de hackers, por lo que los integrantes de este team no limitan el talento ni los niveles de especialidad en aras de hacer más visibles estas prácticas: “Nos enfocamos más hacia la expansión de las habilidades locales sin un método explícito, con diseño y gestión de identidades propias a pesar de los riesgos de copia”.

Comunidad Debian de Cuba

La Comunidad de usuarios Debian compartió sus experiencias con perspectivas desde el Oriente de país, con el apoyo de los Joven Club de computación y electrónica. Con ocho años de existencia de manera oficial, este grupo se encamina hacia la visibilización del quehacer de los que usan Debian y fortalecer el trabajo de los usuarios y desarrolladores con actividades como Pyday, Meetups, el Día del documento libre, reuniones de usuarios Debian en Oriente.

Leonel Salazar, encargado de transmitir en el CubaConf esta iniciativa expresó que, en materia de perspectivas, este grupo planea contabilizar cuántas personas usan Debian en el país así como ampliarse en cuanto a posicionamiento: “Tenemos a nuestro favor dos repositorios activos, el blog RepoGUTL y otros espacios virtuales con visibilidad internacional gracias a la plataforma Reflejos y contamos con un espacio en el programa A buen tiempo de Tv Cristal, herramientas útiles para mantener activa la comunidad, pero también se hace necesario un mayor reconocimiento legal”.

Chicas tecnológicas en aras de mayor inclusión

Panel de chicas tecnológicas en Cubaconf. Foto: María Lucía Expósito / Cubadebate

Panel de chicas tecnológicas en Cubaconf. Foto: María Lucía Expósito / Cubadebate

La presencia de las chicas en asuntos de concepción tecnológica fue otro de los puentes de intercambio materializados en Cubaconf 2017.

Muchas de las delegadas coincidieron en que, en gran cantidad de contextos, pocas chicas se incorporan al mundo de la informática y a las carreras de tecnologías, ya sea por la “fama” de extrovertidas o la falta de interés ,lo que ha producido que la presencia de estas sea mínima en eventos de esta índole.

En el caso de Argentina, muchas mujeres trabajan en la concepción de software estatales y en la actualidad cubana se ha verificado el incremento de las muchachas en el área.

La Política de participación en Bolivia ha resultado determinante para fortalecer el trabajo con el relevo de las chicas desde áreas locales y erradicar síntomas de las sociedades desiguales.

“En la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) donde hace cinco años el 80 % eran hombres, existe ya un 48 % de chicas en primer año de la carrera, muchas de ellas incluidas en proyectos de la universidad”, atestiguó Eduardo Pujol, estudiante de UCI y participante del evento.

Yenisey Espinel, quien cuenta con cinco años como administradora de redes de la UCI, compartió sus vivencias con los demás participantes del panel: Las mujeres administradoras de redes en la mayoría de las veces son subvaloradas, quizás porque la palabra administrador de red remite a una especie de cuarto oscuro con una sombra masculina, y lo cierto es que gran cantidad de nosotras tenemos la capacidad de definir infraestructuras e instalaciones físicas, a pesar de la falta de credibilidad. Hay veces que llaman a mi oficina preguntando por el administrador de redes y he podido percibir impresiones de asombro cuando mi voz ratifica que precisamente, soy yo quien administra una de las redes de usuarios más grande del país, detalló Espinel.

La comunidad de chicas mapeadoras Geochicas trabaja con el Open Street Map la inclusión de nuevos datos para localizar elementos en los mapas. Celine Jacquin, líder del proyecto, explicó que, por ejemplo, la falta de luz en calles determinadas y esa información incluida en el mapa podía advertir a las mujeres que transitan por esos sitios y así garantizar su bienestar y una orientación más eficaz.

Esta intersección de chicas tecnológicas fue propicia para compartir acerca de cómo se sienten en su sociedad con sus proyecciones tecnológicas y establecer soluciones encaminadas a formas afines para una participación más activa de las mujeres en la rama de las tecnologías libres.

Paralelo a las conferencias se hicieron actividades de socialización como los Lightning Talks o sesiones de pitch sobre nuevas ideas a presentar o desarrollar, un torneo del videojuego opensource en 2d Tti Work, el  lanzamiento del Beta de un software que controla un inyector de epinefrina o adrenalina para fines médicos, cómo hacer dinero con Software Libre y la celebración de los 13 años de fundación de Mozilla por parte de la Comunidad Firefoxmanía, quien también ofreció conferencias sobre las novedades del Firefox Quantum y las Web Extension.

La Cuba tecnológica post CubaConf: ¿qué queda?

A pesar de haber contado con un encuentro mucho mayor en materia de organización y participación que en la edición anterior, aún hay poca presencia de las comunidades virtuales cubanas en espacios como este.

“Logros aparte, este proyecto necesita más alianza con las entidades locales, más interdisciplinariedad y permeabilidad en materia de negociaciones y el reconocimientos legales. Igualmente, hubo instituciones y comunidades que no se sumaron”, aseveró PB.

“Fue muy fortuito llegar hasta Cuba esta ocasión, sobre todo porque desconocía mucho de la existencia de estas iniciativas en este país ni a sus desarrolladores, de CubaConf me llevo nuevas puertas abiertas y buenos compañeros”, confesó Molly de Blanc, participante y conferencista estadounidense de la campaña de la Free Software Foundation.

Cubaconf unió muchas latitudes a la par de concebir propuestas de trabajo. Aunque idiomas y mecanismos distintos se contrastaron, salió a destacar como  factor común promover y diversificar las estrategias de uso y desarrollo de las tecnologías de código abierto.

Tomado de Cubadebate

(Visited 20 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *