Cataratas de Sangre

Según Amazings tras el descubrimiento 1911 de un flujo de agua rojiza en el Polo Sur por Griffth Taylor, investigadores de la Universidad de Alaska, Estados Unidos, liderados por el científico Erin Pettit emprendieron el estudio de estas curiosas Cataratas Rojas.

En el análisis pudieron constatar que estas aguas están relacionadas con una gran concentración de agua salada atrapada bajo el glaciar Taylor desde hace un millón de años.

El centro de la investigación se basó en tramos a unos 100 metros de profundidad, desde donde se desplaza el agua hasta brotar por la cascada. Esta agua posee una alta concentración de hierro y al interactuar con el aire se torna rojiza.

Este nuevo descubrimiento desacredita una vieja teoría, la cual planteaba que el agua en estado líquido no podía permanecer en el interior de un glaciar por un largo período de tiempo ya que su temperatura es muy baja. Como resultado, el agua al congelarse desprende calor y a su vez este calienta el hielo de su entorno.

Por Gianny Peña Apiau

(Visitado 537 veces, 1 visitas hoy)

Eduardo Carralero Bofill

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *