Bolsonaro: “Dentro de la legalidad y la democracia haremos todo lo posible contra Cuba y Venezuela”

El presidente electo de Brasil aseguró que los mandatarios de esos dos países, Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro, no están invitados a su toma de posesión, el próximo 1 de enero.

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, ha criticado siempre a los Gobiernos de Cuba y Venezuela. Pero ahora el futuro mandatario ha dado un paso más al declarar que dentro de “la legalidad y la democracia” su Ejecutivo hará todo lo posible contra estos dos países.

“Todo lo que podamos hacer dentro de la legalidad y la democracia, contra esos países [Cuba y Venezuela] lo vamos a hacer”, comentó en una de sus habituales transmisiones a través de Facebook.

Bolsonaro reiteró que para el próximo 1 de enero, día de la ceremonia en el que tomará posesión, no se ha invitado ni “al dictador cubano” ni al “dictador venezolano”, en referencia a Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro.

“Es una fiesta de la democracia, y allí no existen elecciones y cuando existen son sospechosas de fraude. No nos interesa”, aseguró el exmilitar, de 63 años.

Invitación retirada

El Ministerio de Exteriores de Brasil informó el lunes de que, en un primer momento, se mandó la invitación a los jefes de Estado de Cuba y Venezuela, pero después la retiraron a petición de los colaboradores del presidente electo.

Ya el domingo, Bolsonaro anunció a través de Twitter que no se invitaría a estos países. “Por supuesto, los regímenes que violan las libertades de sus pueblos y actúan abiertamente contra el futuro gobierno de Brasil, por afinidad ideológica con el grupo derrotado en las elecciones, no estarán en la toma de posesión presidencial en 2019. Defendemos y respetamos verdaderamente la democracia”, señaló.


También el futuro ministro de Exteriores, Ernesto Araujo, se expresó sobre este asunto a través de las redes. “No hay lugar para Maduro en una celebración de la democracia y del triunfo de la voluntad popular brasileña”, apostilló


Desde Venezuela, el ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, publicó los documentos que demostraban que Brasil había invitado a Maduro y también la carta en la que Caracas declinaba la invitación.

Bolsonaro, que no esconde su rechazo hacia estos gobiernos, afirmó en repetidas ocasiones durante su campaña electoral que si el Partido de los Trabajadores (PT), formación del encarcelado expresidente Lula da Silva, volvía al poder, Brasil terminaría como Venezuela o Cuba.

De hecho, durante su primer discurso tras conocerse los resultados de las elecciones, Bolsonaro aseguró que Brasil no podía seguir “coqueteando con el socialismo, el comunismo y el populismo, y con el extremismo de izquierda”.

‘Más médicos’

En su conexión a través de Facebook, el futuro mandatario también hizo hincapié en el programa ‘Más Médicos’, puesto en marcha en 2013 en Brasil por el gobierno de la entonces presidenta Dilma Rousseff, y del que la Habana decidió retirarse recientemente después de que Bolsonaro quisiera modificar los términos del contrato.

“Sabemos que los 200 primeros médicos cubanos que se fueron eran agentes cubanos o integrantes del Ejército cubano. Han estado aquí vigilando y tomando cuentas del trabajo esclavo realizado por ellos con la connivencia del PT”, dijo el futuro presidente, quien agregó que “no tenían nada que ver con la medicina”.

Según Bolsonaro, los médicos cubanos cobraban un 30% de su salario, conservaban sus trabajos en la isla y el resto era destinado al presupuesto estatal de La Habana.

Hasta el momento, más de 6.000 médicos han regresado a Cuba. Durante estos años, miles de especialistas cubanos suplieron la falta de profesionales en áreas pobres y regiones aisladas del gigante latinoamericano.

Migración 

Bolsonaro también ratificó que Brasil abandonará el Pacto Mundial para la Migración de la ONU, debido a que no quiere que ocurra lo mismo que en otras naciones.

“Lamentablemente, el actual ministro de Asuntos Exteriores de Brasil (Aloysio Nunes Ferreira) firmó [ese tratado]”, dijo Bolsonaro. “Todo el mundo sabe lo que está ocurriendo en Francia. Es simplemente insoportable vivir en algunas partes de Francia, y la tendencia es que la intolerancia va a aumentar“, auguró el exmilitar.

Tomado de Rusia Today

 

(Visitado 17 veces, 1 visitas hoy)

Rusia Today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *