20 de octubre ¡Día de la Cultura Cubana!

Día de la Cultura Cubana

Del 20 de octubre de 1868 dijo nuestro José Martí en el periódico Patria, en 1892: “Para que lo entonen todos los labios y lo guarden todos los hogares, para que corran de pena y amor las lágrimas de los que lo oyeron en el combate sublime por primera vez; para que espolee la sangre en las venas juveniles, el himno a cuyos acordes, en la hora más bella y solemne de nuestra Patria, se alzó el decoro dormido en el pecho de los hombres”.

El martes 20 de octubre de 1868 las tropas mambisas comandadas por Carlos Manuel de Céspedes ocuparon la ciudad de Bayamo, 10 días después de que este propio patricio se alzara en armas y le diera la libertad a sus esclavos en su ingenio La Demajagua ¡Qué gran estímulo aquel para la causa cubana, empeñada en sacudirse de encima y para siempre el yugo colonial! ¡Cuánto se dignificaron los hombres que lo promovieron!

Cuentan que los bayameses, eufóricos por el suceso, comenzaron a tararear cierta marcha revolucionaria compuesta por un abogado local. No se conformaron con eso, sino que pidieron al propio abogado – Perucho Figueredo – una letra para cantarla. “Y él – asegura un estudioso del hecho -, montado en su caballo, la escribió para que pasara de mano en mano.”

Aquella marcha nombrada La Bayamesa, con una letra de franco corte revolucionario, devino himno primigenio  en tan gloriosa jornada. Tres décadas después, al concluir la contienda hispano-cubano-norteamericana, el también llamado Himno de Bayamo fue reconocido como nuestro Himno Nacional. La trascendencia del acontecimiento hizo que el Gobierno Revolucionario instituyera el 20 de octubre  como el Día de la Cultura Cubana.

Los historiadores consideran que aquel himno de 1868, en tanto “canto pleno a la insurrección libertadora y a la abolición de la esclavitud, (…) además de expresión y símbolo más alto y genuino de nuestra cultura nacional“, protagonizó, precisamente, uno de los primeros grandes actos culturales y nacionales de nuestra historia patria en el más amplio sentido.

Nuestro José Martí insertó su letra combativa y fogosa en las páginas de Patria, el órgano del Partido Revolucionario Cubano, el 25 de junio de 1892. Dijo entonces el Apóstol que lo hacía “para que lo entonen todos los labios y lo guarden todos los hogares; para que corran, de pena y de amor las lágrimas de los que lo oyeron en el combate sublime por primera vez; para que espolee la sangre en las venas juveniles, el himno a cuyos acordes, en la hora más bella y solemne de nuestra patria, se alzó el decoro dormido en el pecho de los hombres.” ¿Aprecia el  lector cuánta belleza y honor comulgan en lo dicho?

Podemos decir que los ingredientes fundamentales de nuestra cultura se fundieron aquel 20 de octubre de 1868 en la mil veces heroica ciudad de Bayamo. En tal sentido, se trata de una fecha histórica y cultural a la vez, porque, como se ha dicho ya, “el Día de la Cultura Cubana conmemoramos la ocasión en que nuestro Himno  Nacional se cantó por primera vez, alimentó el patriotismo del pueblo, encendió a los combatientes por la independencia e hizo brotar más avanzado y radical nuestro pensamiento revolucionario.” No podía escogerse mejor fecha Según lo estipula el decreto No. 74 de 1980 firmado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, aquel día de combate y arte representaría el Día de la Cultura Nacional.

En estos tiempos que corren, donde la guerra ideológica que sostenemos con el imperio más poderoso de la historia nos compulsa a incrementar por las más insólitas vías nuestra cultura, vale recordar la letra del Himno de Bayamo, compuesto un día como hoy, hace casi 135 años: Al combate corred, bayameses  / que la Patria os contempla orgullosa.  /  No temáis una muerte gloriosa  /  que morir por la Patria es vivir.  /  En cadenas vivir es vivir  /  en afrenta y oprobio sumido.  /  Del clarín escuchad el sonido  /  ¡A las armas, valientes, corred! ./

Por Juan Morales Agüero

(Visited 14 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *