Los poemas conmovedores de Tony

La vida y la obra del escritor Gilberto E. Rodríguez, considerado el poeta del siglo XX en Las Tunas, conmina cada año a optar por la Beca de Creación homónima, convocada año por la Unión de Escritores y Artistas del territorio, a mujeres y hombres de letras.

Uno de ellos es el consagrado poeta y narrador Antonio Borrego, Tony, para quienes le quieren bien, que son muchos. Su talento es heredero de la estirpe de ilustres coterráneos suyos como Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, “El Cucalambé” y el propio Gilberto, de quien fue amigo en su juventud y pudo beber de su savia.

Por ello Tony gana una y otra vez importantes lauros como esta Beca de Creación por seis meses, lapso en el cual dará culminación a su libro “Figuras viscerales”, proyecto literario que le valió el galardón.

En el ejemplar de marras el autor trata el tema de ciertos desgarramientos del alma, dio riendas sueltas a escudriñar en el sufrimiento humano y no incluye versos de amor como es costumbre en otras entregas suyas. Son poemas conmovedores pertenecientes entre los cuales se incluyen sonetos y versos libres.

En la primera década de este siglo Tony había ganado por primera vez esta Beca con un volumen de literatura infantil y es ahí donde se aprecia su versatilidad literaria: en la incursión exitosa en disímiles géneros.

Recientemente fue finalista en un concurso convocado desde la península ibérica por la Fundación Habla Española e incluido en la antología preparada con los más destacados participantes.

Con certeza nuevos éxitos aguardan a este tunero incansable en su transitar por el camino literario. Que así sea es el deseo de los paisanos que admiramos su obra.

(Visitado 46 veces, 1 visitas hoy)

Anybis Labarta García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *