Con la tierra en la sangre

Yoanni Verdecia Escobar es uno de los jóvenes que destaca en la cría de ganado menor en el municipio tunero de Majibacoa. Hijo de padres campesinos, este usufructuario de apenas 30 años ha encontrado en la ganadería la vía para ganar honradamente el sustento de su familia y lograr su realización personal.

“Me motiva el campo porque lo llevo en la sangre.” comenta resuelto ante quienes lo saben continuador de una larga tradición de productores que abarca ya a tres generaciones.

En el 2008 este joven adquirió a través del decreto 259, dos hectáreas de tierras infestadas de marabú, que luego de varios meses, logró transformar en una finca a la que bautizó como “Nueva Vida”.

“Le puse así porque para mí fue un cambio radical volver al campo, además quien ve cómo estaba esta tierra no puede creer el cambio que ha dado. Actualmente tengo más de 40 reproductoras y cada año entrego una parte considerable a la Empresa de Ganado Menor.”

Después de lograr una base que permitiera expandir sus producciones, Yoanni decidió extender su labor a los cultivos varios y años más tarde solicitó otras 10 hectáreas de terreno para incursionar también en la ceba de toros.

“Hoy el principal problema que tengo es el agua porque el manto es bien profundo y allá no hay acuíferos, así que dependo de la naturaleza, pero siempre se buscan alternativas, por ejemplo, atendiendo al problema de la sequía tengo sembrados buenos pastos y un área dedicada al cultivo de morera, tiftonia y forrajes a base del CT-115 y caña de azúcar y con eso voy tirando hasta que llueva.”

“Después de diez años uno mira para atrás y se nota el cambio, la mejoría de las condiciones de vida ha sido del 100 por ciento y todo con el esfuerzo propio.”

Debido a los excelentes resultados obtenidos, Yoanni Verdecia Escobar fue uno de los delegados reconocido por la UJC y la ANAP y llamado a compartir sus experiencias en el activo juvenil campesino celebrado recientemente en la provincia.

(Visitado 29 veces, 1 visitas hoy)

Yoe Hernández González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *