De la reliquia a la modernidad: la historia de Cuba contada por la maquinaria agrícola

He aquí una reliquia de la maquinaria agrícola introducida en Cuba en la década de los cuarenta del pasado siglo. Se trata de un tractor de esteras marca Caterpillar. Propiedad de la familia Del Val en Manatí.

“Debe tener más de 80 años. La vida de la finca es este equipo, con este tractor empecé a arar las tierras que se encontraban infectadas de marabú. El tractor de esteras estaba tirado en el taller de mi abuelo, y mi papá lo puso a funcionar. Con este equipo yo aro, surco, lo mismo para limpiar una corraleta, mover un poste de hormigón, hago con el Caterpillar todo aquí en la finca”, significó a pie de surco Nolberto del Val Díaz, campesino usufructuario de la Cooperativa de Créditos y Servicios Mártires de Manatí.

Cuba desarrolla un programa de modernización de toda su maquinaria agrícola. El ejemplo más reciente lo captó la lente de TunasVisión en la finca La Fe, del usufructuario manatiense Dixan Pérez Santos. “Generalmente usamos el arado de vertedera para surcar. Llega este equipo por un proyecto. Tiene entre sus bondades que no invierte el prisma, puedo sembrar cualquier tipo semilla y a la vez abonar el campo. Al marcar el suelo estoy ayudando a no dañarlo”, comentó el joven agricultor.

El país ha comenzado a mejorar a pequeña escala, el estado técnico de los equipos, e introduce nuevas tecnologías que hoy se emplean a nivel mundial, como esta máquina sembradora de granos. Sin dejar de mencionar aquellos implementos, todavía con vitalidad, devenidos reliquias  de la historia agrícola  Cubana.

(Visitado 69 veces, 1 visitas hoy)

Robiel A. Proenza Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *