La radio afición y su servicio social

Cuando por alguna contingencia natural, o de otra índole, la comunicación institucional se ve imposibilitada de desempeñar su rol de informar a la población y mantener las comunicaciones entra a jugar un importante papel la radio afición.

Así ha sucedido en Cuba en los último tiempos en que nos hemos vistos afectados por el embate de potentes huracanes y ha fallado el fluido eléctrico, por citar un ejemplo.

Es en circunstancias como la anterior en que se aprecia que la radio afición cubana va más allá de ser un mero hobbie, relacionado con el interés individual de experimentar con técnicas radiales o del mundo de la electrónica.

Los radioaficionados de todo el mundo se comunican entre sí por diversas razones y su labor humanitaria en casos de catástrofes es harto conocida. Sin embargo, en Cuba también su desempeño es muy útil en momentos de gran significación política como son las etapas de elecciones del Poder Popular.

Por todo ello la Filial de la Federación de Radioaficionados de Cuba en Las Tunas suele realizar por esta época del año una actividad comunitaria en el Parque Maceo de la capital provincial, con la cual familiarizan a los ciudadanos con su labor y saludan el aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución.

Vicente Matamoros García, Secretario de finanzas del Ejecutivo provincial de la Federación de Radioaficionados de Cuba.
Vicente Matamoros García, Secretario de finanzas del Ejecutivo provincial de la Federación de Radioaficionados de Cuba.

Ante la mirada curiosa de los transeúntes los radioaficionados despliegan sus antenas y alistan sus equipos para lograr la comunicación con sus homólogos de otras partes del país.

Según explica Vicente Matamoros García, secretario de finanzas del Ejecutivo provincial de la Federación de Radioaficionados de Cuba, la iniciativa se desarrolla desde hace varios años y resulta bien acogida por la comunidad, en especial por los niños y adolescentes que suelen interesarse por esta práctica que requiere conocimientos técnicos, dedicación y disciplina.

La posibilidad de realizar actividades comunitarias similares redundaría en eliminar el desconocimiento que se aprecia en la población en torno al quehacer de los radioaficionados.

También los Medios de Comunicación Masiva pudieran ejecutar acciones de promoción más explícitas sobre la labor de la radio afición cubana. Su inestimable servicio social sería más conocido y mejor comprendido por todos.

Por Anybis Labarta García

(Visited 44 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *