La presencia de Alma Cándida

Una mujer que se inscribe en la historia fundacional de la enseñanza de la música en Las Tunas ha dicho adiós. Alma Cándida Rodríguez  falleció recientemente, pero su ausencia es de esas que se troca en presencia.

Merecedora de disímiles galardones entre los que se destacan la Distinción por la Cultura Nacional y el Premio de la Ciudad de Las Tunas, Alma se destacó especialmente en el ámbito de los coros.

Muchas agrupaciones vocales que florecieron en las décadas de los años setenta y ochenta de pasado siglo contaron con su dirección y las difíciles especialidades de solfeo y canto coral tuvieron en ella a una maestra insuperable.

Junto a su esposo Carlos Aguillón contribuyó al desarrollo musical tunero y formó una hermosa familia de cuatro hijos, todos dedicados al arte.

Alma Cándida es de esos seres que solo se ausentan físicamente. Seguirá viva sobre todo entre los agradecidos, en aquellos que siempre recordaremos a quienes han hecho crecer a Las Tunas.

alma 2

(Visited 1 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *