La pasión de Yidi

Hace casi diecinueve años una nueva señal llegó a los hogares de Las Tunas. Luego de mucho esfuerzo, el 30 de diciembre de 1999, el telecentro TunasVisión dejaba de ser un sueño para convertirse en realidad.

Hoy el canal territorial asume una nueva tecnología como parte del proceso de la televisión digital devenida reto diario para ofrecerle al televidente una programación más atractiva y cercana a la realidad.

En una de las áreas del telecentro es muy común ver a la joven locutora Yideilis Pupo, o simplemente Yidi, preparando junto a los invitados la revista de orientación social Déjate ver, transmitida en vivo los lunes, miércoles y viernes.

Para ella la televisión ha sido la casa grande que la vio crecer. “Llegué siendo una niña y ya voy a cumplir 40 años. La oportunidad de poder entrar mediante la locución a cualquier rinconcito de esta provincia es algo maravilloso, pero también conocer al tunero de cerca, ese que cada día te saluda con simpatía, con cariño, con respeto y que en su momento te hace la crítica o la sugerencia oportunas, es una posibilidad única que te ofrece la vida”, explicó.

Como parte de su superación, Yidi es además guionista y se estrenó como directora de programas este verano con el espacio Coleccionando. Pero, sin duda, estar frente a la cámara la conmueve y apasiona.

“Seres humanos al fin tenemos defectos y virtudes pero también situaciones personales, contratiempos, momentos difíciles que nos hacen replantearnos, pero que no podemos llevar frente a la cámara ni transmitirlos al televidente para que se mantengan satisfechos con el producto que está en pantalla.

“Por ello no nos permitimos flaquezas, nos desdoblamos para siempre llevar a quien nos mira mucha alegría, optimismo y el positivismo necesario para enfrentar los días con el deseo de no claudicar y seguir adelante”.

Para Yidi la familia representa el amor y la retaguardia imprescindible para sonreír y soñar.

“Todos los días asumimos retos y compromisos diferentes, de mayor magnitud. Sin embargo cuando tenemos hijos como mi pequeño de nueve años, tan ocurrente, hiperactivo y amoroso, la vida me hace replantearme como mujer y convertirme en mejor madre, mejor hija, mejor ser humano, mejor profesional”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

(Visited 30 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *