La historia, entre antorchas y presente

Las Tunas.- Con la presencia especial de Vitaliano Portuondo Guerra, tataranieto del León de Santa Rita, y parte de su familia, transcurrió anoche la tradicional quema simbólica de la ciudad de Las Tunas, en el aniversario 142 de los sucesos acontecidos aquí entre el 23 y el 26 de septiembre de 1876.

Beatriz Tamayo, presidenta de la FEU en la Universidad de Las Tunas, pronunció las palabras centrales. En ellas, además de confirmar el compromiso de los más jóvenes con el presente y el futuro de la Patria, citó a José Martí: “La luz es el gozo supremo de los hombres”.

Destacó el camino de la libertad iniciado en Yara “con fuego y cenizas de ciudades como la nuestra” y ratificó la responsabilidad de los tuneros ante los debates constitucionales y el respaldo al IX Congreso de los CDR.

26 Digital hizo un aparte con Vitalino, bisnieto de Rosa García Zaldívar y por primera vez en una actividad de este tipo: “Estamos en Las Tunas con la intención de conocer algo más de la historia de nuestros antecesores. Hemos encontrado a muchas personas enfrascadas en dignificar la figura de Vicente García. Nosotros, como familia, hemos sido partícipes de anécdotas en las que, si hablábamos de él, casi que se nos sancionaba”.

Lo demás sucede muy rápido. La cabalgata por la otrora calle Real, la dramatización de los sucesos, los fuegos artificiales y la luz de las antorchas que comienzan a inundarlo todo, mayormente en manos bisoñas. Una noche calurosa, bien marcada por los vítores a la historia. También fue de canciones, alusiones directas al invicto Fidel Castro y miradas al porvenir. Todo, desde una ciudad que se ha preferido siempre, quemada, antes que esclava de nadie.

Por: Esther de la Cruz (Periódico 26)

(Visitado 10 veces, 1 visitas hoy)

Lianne Gómez Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *