La educación especial en Cuba es referencia para Latinoamérica

A 57 años de la creación del sistema nacional de escuelas especiales en la Mayor de las Antillas, esta enseñanza constituye referencia en Latinoamérica.

En Cuba las personas con necesidades educativas especiales, tienen derecho a una educación de calidad, garantizada desde la infancia, hasta la adolescencia, aun cuando éstos reciban clases en escuelas regulares.

En la actualidad, según datos ofrecidos por la Doctora Marlén Mederos, Directora Nacional de la Educación Especial cubana a medios nacionales, esta enseñanza se empeña en darle solución a aquellos problemas que emanan de las necesidades sociales, y para ello cuenta con más 12 mil profesores, de ellos alrededor de 500 máster y 120 doctores en Ciencias Pedagógicas, cifra que avala los avances en este campo.

El Ministerio de Educación asegura los recursos humanos y materiales, para que en cualquier contexto donde se encuentren estos niños, logren el máximo desarrollo integral posible y venzan los objetivos según cada nivel. Además de la intersectorialidad que se logra con otros ministerios como Salud, Trabajo y Seguridad Social, y otros organismos, que apoyan la inserción de los educandos en la sociedad.

Un reto en esta enseñanza es lograr sensibilizar y fomentar una conciencia inclusiva, y eliminar barreras psicológicas que frenan el pleno desarrollo de las personas con necesidades educativas especiales asociadas o no a una discapacidad.

En la isla se trabaja intensamente por minimizar estigmas y prejuicios referentes a las discapacidades y a tal premisa contribuyen los docentes de esta educación que constantemente están vinculados a una superación y el vínculo con la familia, así como la comunidad en tal empeño.

Un logro de esta enseñanza en el país constituye la exitosa participación de Cuba en olimpiadas y citas internacionales, así como también la capacitación de profesionales en el Centro de Referencia Latinoamericano para la Educación Especial, donde se han titulado de Máster más de 560 especialistas de Venezuela, México, Brasil y de otras naciones.

En Cuba existían escuelas para atender esos casos, pero a partir del cuatro de enero de 1962 se fundó el sistema de Educación Especial y con ello se fortaleció y dignificó esta enseñanza. Al inicio de la Revolución apenas había unos 134 niños insertados en este proceso de aprendizaje ahora, son 356 instituciones que brindan servicios a unos 37 mil niños en centros ubicadas en todo el país.

De igual manera en el país existen 203 Centros de Diagnósticos y Orientación, nueve centros mixtos donde comparten estudios niños de esta educación con otros de la enseñanza regular en escuelas primarias y secundarias, 34 hogares para niños, niñas y adolescentes sin amparo familiar.

Esta celebración deviene un desafío en la incorporación a la vida socio-laboral de estos individuos que en Cuba están bien preparados para contribuir en la transformación de la sociedad, independientemente de las características que los distingan.

(Visitado 256 veces, 1 visitas hoy)

Yelenis Fernández García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *