La economía demanda mayor productividad y eficiencia

El 2017 llega a su fin y con él se hace el necesario balance sobre los principales resultados económicos obtenidos por la provincia.

El primer semestre del año estuvo caracterizado por la persistencia de la sequía que lastró los rendimientos productivos en varios renglones agrícolas.

El paso del huracán Irma en septiembre, provocó serias afectaciones al fondo habitacional y considerables pérdidas en los polos productivos del norte de la provincia. A esto se suman las restricciones financieras y las limitaciones propias del bloqueo en un momento de retroceso en las relaciones bilaterales con los Estados Unidos.

Cuatro de las mayores empresas del territorio incumplieron su plan de  venta de mercancías, entre ellas la Empresa Azucarera, la Empresa de Aceros Inoxidables, la Agropecuaria Tunas y la Empresa de la Música. Sin embargo, la provincia incrementa la cifra total ventas en más de un seis por ciento.

Estos incumplimientos también inciden de forma negativa en los planes de producciones físicas, fondos exportables, así como en el plan de inversiones y los principales indicadores de eficiencia.

A pesar de ello, la productividad alcanzó los 23 mil 549 pesos y el salario medio de los tuneros ascendió a 713 pesos, mientras que la correlación entre estos indicadores muestra un saldo positivo.

Las Tunas se reafirma como una provincia que ostenta un carácter desemisor en cerca de 70 millones de pesos, lo cual la coloca en una posición ventajosa a los efectos de la política monetaria del país.

La actividad del Grupo Empresarial AzCuba tiene un peso fundamental en el desarrollo de la economía en la provincia, pues su actividad implica unos 44,9 de millones de pesos lo que equivale casi al 30 por ciento del plan de ventas netas para el 2018.

De ahí la importancia de adoptar las medidas necesarias y la supervisión constante que garanticen una zafra eficiente.

La empresa de subordinación local tendrán el mayor peso en el cumplimiento del plan con un 59.4 por ciento lo que ronda los 95,3 millones de pesos.

Las autoridades del gobierno provincial aseguran que debido a las restricciones de consumo de portadores energéticos se estima no crecer en este período en la actividad administrativa y de servicios, así como no deteriorar los índices de consumo, por lo que será necesario extremar las medidas de ahorro, organización y control en todas las entidades.

El Consejo de la Administración Provincial informó que las inversiones se incrementarán en un seis por ciento con respecto al año precedente y estarán destinadas en lo fundamental a respaldar el programa de la vivienda, la rehabilitación de redes eléctricas y el desarrollo local.

Destacan en este sentido la electrificación del barrio Las Tapas, la sustitución de la conductora de la presa “El Rincón”, la continuidad de obras de la salud y la edificación de 730 casa para los damnificados de los ciclones.

Por Yoe Hernández González

(Visited 50 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *