Hay que guapear

Hay que guapear: fue la respuesta de José Alberto Crespo Martínez sobre la recuperación de su vivienda.

Su rostro era de resignación, o al menos era el aspecto que daba a los ojos del viajero cansado después de más 300 km.

Al preguntarle su nombre apenas si logro entender cuando balbucea… José Alberto Crespo Martínez y después responde con desgano que casi va a cumplir los 62 años…

Allí, plantado como un horcón más de la vieja vivienda, replica –¿Qué quieres que te diga? Esto está desbarata’o, desbarata’o está esto –repite…

En sus más de seis décadas confiesa haber sobrevivido a varios ciclones, incluso al Flora –aclara.

Pero como esto que nos pasó yo no recuerdo nada igual…

Después de escucharlo por unos minutos caigo en la cuenta de que no es consternación o conformismo lo que mantiene al viejo sentado en lo que fuera el portal de su casa.

Con la mirada perdida en el potrero, rememora los recuerdos guardados entre las tablas de pino, el lugar donde las pisadas infantiles marcaron el suelo y cientos de sueños que fueron presa del viento entre el techo de fibrocemento…

A mí el colchón se me jodió, yo duermo en la cama de tablas. Pero hay que guapear, no queda otra…

Sin embargo, y a pesar de la destrucción que lo circunda, su voz sale firme, sin turbación ni lamentos…

Con lo poquito que nos quedó hay que guapear, hay que remendar, recoger, algo siempre se podrá hacer.

Hay que guapear… FOTO/Amalia Cruz

Entonces reparo en la incuestionable analogía. Cual naufrago entre los escombros y árboles caídos, José Alberto bien pudo llamarse Santiago.

Y aunque quizá nunca leyó a Hemingway y su Patria chica es Turiguanó y no la lejana playa de Cojímar, seguro estaría de acuerdo con el escritor en que un hombre puede ser destruido, pero nunca derrotado.

Hay que guapear…

Le oigo decir todavía cuando me da la espalda y regresa a recomponer su vida…

Por Yoe Hernández González

(Visited 21 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *