Estirpe de patriotas

Llegar al Archivo Histórico Provincial de Las Tunas donde trabajó hasta el 2012 y al cual retornó, tras un tiempo de descanso por su jubilación, es para Nélsida Santana Sánchez como estar en casa.

Para la sencilla mujer trabajar en este sitio es algo especial. En la entidad ha desempeñado labores de oficinista, archivera y especialista de conservación y restauración.

En ese lugar contribuye a la formación de las nuevas generaciones de técnicos y le trasmite su amor por la labor de preservar la memoria documental.

Para Nélsida salvar un documento antiguo es devolver a la vida un pedazo de la historia y así lo expresa con pasión. Pero para ella la historia tiene una significación entrañable porque pertenece a una estirpe de patriotas.

Biznieta del General Julián Santana, la anciana siente orgullo del antepasado que peleó en las tres gestas independentistas: la del 68, la Guerra Chiquita y las del 95, a las órdenes de Vicente García Francisco Varona y Antonio Maceo.

El valiente guerrero fue transitando por las diversas jerarquías de la oficialidad mambisa, desde Teniente Coronel hasta General de Brigada. El amor por la libertad de Cuba lo inculcó a sus hijos al punto de que Jacinto Santana, abuelo de Nélsida también luchó en la Guerra Necesaria.

Por todo ello la tunera protagonista de estas líneas siente devoción por su trabajo, contribuye a rescatar del olvido páginas de antaño porque sabe que un país sin historia carece de identidad y defenderla es garantizar el futuro de la patria.

(Visitado 36 veces, 1 visitas hoy)

Anybis Labarta García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *